jueves, 5 de junio de 2008

AGUA


"Vivir es fluir. Fluir es vivir. Nada vive sin que diferentes flujos confluyan. Es decir, sin que fluyan por sus adentros las savias de la vida. Sin que la humedad, por fuera, vista de vida lo mirado. Beben, bebemos todos: para ser o llegar a ser posibles. No hay nada más roto que la desolada sed sin esperanza. Lo seco ya está quieto, vacío y, por supuesto, muerto. Y, sin embargo el agua padece altas dosis de  desprecio por nuestra parte. Somos desiertos que avanzan inexorablemente hacia los fértiles horizontes que quedan en este mundo con ánimo anexionista. Pero también podemos ser lluvia".
Así comienza AGUA, un libro que pretende un mayor compromiso, tanto público como privado, para que las relaciones con el cuarto elemento cambien.
El texto de Joaquín Araújo y la excepcional mirada de los grandes maestros de la fotografía (Robert capa, Steve McCurry, Sebastiao Salgado, Thomas Hoepker...) nos muestran su verdadero valor al tiempo que nos recuerdan que tenemos que dar de beber al agua para que nuestro viejo planeta rejuvenezca a cada instante.

He oído preguntar al agua
si es que no la escuchamos

Joaquín Araújo

2 comentarios:

Irreductible dijo...

Me encanta la frase de Joaquín Araújo...

Gracias por apuntarte a la idea y como siempre, seguimos leyendonos.

Un saludo :)

vidiya dijo...

Gracias a ti por la idea.
Un saludo