domingo, 29 de abril de 2007

La ley de Murphy



  1. Si algo puede salir mal, saldrá mal.

  2. Si algo no puede salir mal, saldrá mal.

  3. Sonríe. Mañana puede ser peor.

  4. Si te encuentras bien, no te preocupes. Se te pasará.

  5. Cuando las cosas vayan bien, algo habrá que haga que vayan mal.


Corolarios:


  • Cuando parece que ya nada puede ir peor, empeora.

  • Cuando te parezca que las cosas van mejor, es que se te ha pasado algo por alto.

  • Cuando se te ocurra la solución ideal, alguien habrá resuelto ya el problema.

  • No importa la frecuencia con que se demuestre que una mentira es falsa. Siempre habrá cierto porcentaje de gente que crea que es verdad.

  • Guárdate del día en que no tengas nada que lamentar.

  • Si explicas algo con tanta claridad que nadie lo pueda malinterpretar, no te preocupes, alguien lo hará.

  • Si haces algo y estás seguro de que contarás con la aprobación de todo el mundo, a alguien le disgustará.

  • Los métodos para conseguir más fácilmente el objetivo no suelen funcionar.

  • Si un experimento funciona, es que algo ha ido mal.

  • No importa cuál sea el resultado previsto. Siempre habrá alguien impaciente por: malinterpretarlo; imitarlo, o creer que ha sido a causa de su teoría favorita.

  • En cualquier grupo de datos, la cifra que evidentemente es correcta, sin ninguna necesidad de comprobación, es la errónea.

Corolarios:

  • Si le pides ayuda a alguien, no sabrás ver el error.

  • Cualquiera que eche un vistazo, sin que se lo pidas, lo verá inmediatamente.

  • Si un trabajo se ha atascado, todo lo que hagas para arreglarlo sólo conseguirá empeorarlo.

  • Cuando una persona emprende una tarea, la intervención inconsciente de otra presencia (animada o inanimada) desbaratará sus planes. Sin embargo, algunas tareas se pueden terminar debido a que esa presencia que interviene también está realizando una tarea y, evidentemente, también está expuesta a que intervengas.

  • Antes o después, puedes tener la más completa seguridad de que se producirán las circunstancias más desfavorables.

  • Todo sistema se debe diseñar para que se pueda oponer a las circunstancias más desfavorables.

  • Siempre es más fácil hacerlo de la forma más difícil.

  • Los sucesos fortuitos tienden a suceder todos juntos.

Volverán...

Volverán las oscuras golondrinas
en tu balcón sus nidos a colgar,
y otra vez con el ala a sus cristales
jugando llamarán.

Pero aquellas que el vuelo refrenaban
tu hermosura y mi dicha al contemplar,
aquéllas que aprendieron nuestros nombres
esas... ¡no volverán!.

Volverán las tupidas madreselvas
de tu jardín las tapias a escalar.
y otra vez a la tarde aún más hermosas
sus flores se abrirán.

Pero aquéllas cuajadas de rocío
cuyas gotas mirábamos temblar
y caer como lágrimas del día
esas... ¡no volverán!

Volverán del amor en tus oídos
las palabras ardientes a sonar,
tu corazón de su profundo sueño
tal vez despertará.

Pero mudo, asorto y de rodillas
como se adora a Dios ante su altar,
como yo te he querido... desengáñate,
¡así no te querrán!

Gustavo Adolfo Bequer

sábado, 28 de abril de 2007

viernes, 27 de abril de 2007

La música

Las primeras referencias históricas que se pueden relacionar con el nacimiento de la música nos remiten a ciertos tipos de comportamiento de los hombres primitivos, como golpear rítmicamente palos y otros objetos. Pero el nacimiento oficial de la música tiene lugar en Mesopotamia, cuna de importantes civilizaciones entre los años 3.500 y 500 a de C. Allí surgieron los primeros instrumentos, como triángulos de metal, tubos de madera resonantes, tambores y arcos con hilos tensados. Una inscripción fechada en el 800 a. de C. incluso demuestra la existencia de un sistema de notación musical. Sin embargo, un reciente descubriento sitúa el origen de los instrumentos musicales más lejos en el tiempo. En Septiembre de 1999, un equipo arqueólogos chinos hallado en un yacimiento del neolitico temprano, en la provincia de Henan (China) lo que podrían ser unas flautas fabricadas en hueso. Éstas tendrían una antigüedad de 9.000 a 7.700 años.

jueves, 26 de abril de 2007

Romance de los ojos verdes

-¿De dónde vienes tan tarde?
¡Dime, di! ¿De dónde vienes?
-Vengo de ver unos ojos
verdes como el trigo verde.
El sueño juega y se esconde
en la plaza de mi frente;
cabalgo por las ojeras
de unos ojos en relieve.
El cuarto se va llenando
de mar, de barcos y peces,
acuarium improvisado
sobre el barniz de los muebles,
mientras que la media luna
de junio roja y solemne
se suicida sobre el filo
de la mañana que viene.
-¿De dónde vienes cantando?
¡Dime, di! ¿De dónde vienes?
-Vengo de ver unos ojos
verdes como el limón verde.
Por el río de la siesta
pasa un pregón hecho nieve
persianas atravesando:
Chumbos frescos, ¿quién los quiere?
La sábana de la cama
en silencio se defiende
amortajando suspiros
bajo la cal de sus pliegues
contra dos cuerpos desnudos
que su blancura oscurece;
muslos de trigo en mis muslos
brazos delgados y ardientes
que como ríos morenos
iluminados de fiebre
se precipitan sin pulso
por la llanura del vientre
en una lucha romana
de mirtos y de laureles.
-¿Dónde naciste?-En Tarifa,
¿Y tú? -En Sevilla.
Mis sienes
están preñadas de olivos
como tus ojos de verdes.
El silencio apuñalado
vuelve a sembrar las paredes
y un sueño de torres altas
y de relojes ausentes
sobre la cama cansada
echa su capa de nieve.
-¿De dónde vienes borracho?
¡Dime, di! ¿De dónde vienes?
-Vengo... vengo de la viña
y el olivarito verde.
-¿Qué mala hierba pisaste,
quién te atravesó las sienes
con ese mal fario...? ¡Dime!
-Son las cosas de la suerte,
unos la encuentran de espaldas,
otros la encuentran de frente,
y yo me encontré a sus ojos
verdes como el trigo verde.
-¿Quieres que te haga una taza
de hierbabuena caliente?
-Quiero su voz, luna y plata
diciéndome que me quiere.
-¿Quieres que te ate un pañuelo
y te lo anude a la frente?
-Quiero sus brazos de trigo
y su cintura de aceite.
-¿Quieres que cante una nana
para ver si así te duermes?
-Quiero sentirme en el cuello
su aliento de flauta breve.
-Entonces... mi corazón,
dime, ¡por Dios! lo que quieres.
-Quiero sus ojos. Sus ojos
verdes como el trigo verde,
como el limón y la albahaca,
como el mar y los cipreses,
como las almendras nuevas,
el romero y los laureles...
Si no me traes sus ojos,
¡dile que venga la muerte!
Rafael de León

Música de percusión con bolas digitales

Mafalda


Diez proverbios sobre el matrimonio


1. El primer año es el más difícil, los demás son imposibles.
(Isidoro Loi)

2. No te cases por dinero, puedes conseguir un préstamo
más barato.
(Proverbio escocés)

3. Cuando una pareja de recién casados sonríe, todo el mundo sabe porqué. (Anónimo)

4. Cuando una pareja de diez años de casados sonríe, todo
el mundo se pregunta por qué.
(Anónimo)

5. El amor es ciego, pero el matrimonio le devuelve
la vista (Refrán normando)

6. Cuando un hombre le abre la puerta del coche a su esposa
Usted puede estar seguro de una cosa, o el coche es nuevo,
o la esposa es nueva.
(Anónimo)

7. Casarse por segunda vez....es el triunfo de la esperanza
sobre la experiencia. (Samuel Jonson)

8. En la antigüedad, los sacrificios se hacían ante el altar,
Actualmente esos sacrificios perduran.
(Helen Rowland)

9. Estoy enamorado de la misma mujer desde hace 45 años.
Si mi esposa se entera me mata.
(Henny Youngman)

10. Los solteros deberían pagar más impuestos; no es justo que algunos hombres sean más felices que otros.
(Oscar Wilde)

La coctelera mental

En el siglo pasado, los doctores observaron que los vaivenes de los trenes y carruajes en los viajes largos aliviaban las dolencias de los enfermos de Parkinson. Por este motivo, el profesor de anatomía patológica Jean-Martin Charcot (1825-1893) mandó construir para sus enfermos un sillón-vibrante que era movido por un torno eléctrico. Más tarde, un discípulo suyo, Guilles de la Tourette, perfeccionó el invento: fabricó un casco con un pequeño motor de corriente alterna que giraba a 600 vueltas por minuto y agitaba la cabeza del paciente como si fuera una coctelera.

miércoles, 25 de abril de 2007

Entrega a domicilio

Crea tu propio Estado


El Principado de Sealand es una micronación (un estado autodeclarado pero no reconocido como entidad) que proclama como su territorio a Roughs Tower, una ex-plataforma marina usada como fuerte naval, construida por la Royal Navy en 1942 y localizada en el Mar del Norte a 10 kilómetros de la costa de Suffolk, en el Reino Unido, así como aguas territoriales en un radio de 12 millas náuticas. Sealand está ocupado por la familia y asociados de Paddy Roy Bates, quien acuñó para sí mismo el apelativo de Su Alteza Real Príncipe Rey de Sealand. La población en sus instalaciones rara vez excede de 5 personas y el área habitable de la torre es de 550 m².
Pese a la falta de reconocimiento de su soberanía y legitimidad, Sealand es una de las micronaciones más conocidas del mundo y a menudo se le usa como un caso de estudio de la manera en la que los principios de Derecho Internacional se pueden aplicar a un territorio en disputa.

Cantar del mio Cid (extracto)

Ya por la ciudad de Burgos el Cid Ruy Díaz entró.
Sesenta pendones lleva detrás el Campeador.
Todos salían a verle, niño, mujer y varón,
a las ventanas de Burgos mucha gente se asomó.
¡Cuántos ojos que lloraban de grande que era el dolor!
Y de los labios de todos sale la misma razón:
"¡Qué buen vasallo sería si tuviese buen señor!"

El jugador

Prudencio es un jugador metódico que cuando dispone de algún dinerillo se lo juega a los dados. Siempre lo hace de la misma forma: gane o pierda, apuesta la mitad del dinero que tiene; a la segunda jugada, apuesta la mitad del dinero que tiene entonces; en la tercera jugada, la mitad de lo que tiene después de la segunda; y así sucesivamente.
Cierta tarde tenía 16 euros y jugó 6 veces, ganó tres y perdió otras tres.

¿Con cuánto dinero acaba?
La solución en comentarios

martes, 24 de abril de 2007

Chopin, Nocturno, opus 27 #2

Educar

Lo peor es educar por métodos basados
en el temor, la fuerza y la autoridad,
porque se destruye la sinceridad y la confianza
y sólo se consigue una falsa sumisión.
Albert Einstein

Victoria pírrica

Pirro (318-272 adC), fue rey de Epiro desde el 307 al 302 adC y después de unos años, del 279 al 272 adC. Fue uno de los mejores generales de su época, pese al fracaso de sus últimas batallas.
Durante su reinado aumentó el territorio de Epiro a costa de zonas de Macedonia y Tesalia. Cuando el rey de Macedonia Demetrio Poliorcetes se enzarzó en una guerra contra Lisímaco de Tracia se alió con este último y entre los dos derrotaron a Demetrio, que tuvo que huir y refugiarse con Seleuco, rey de Babilonia y Siria.
Pirro fue rey del Epiro en el siglo Iv a. J.C. y se hizo famoso por su valor y por el dominio de la táctica militar. Venció en casi todas las batallas en que participó pero siempre a costa de terribles bajas en su propio ejército. La expresión ‘victoria pírrica’ ha quedado para designar el logro de algún propósito con pérdidas morales o materiales que no compensan la victoria obtenida. En la batalla de Heraclea, Pirro empleó los elefantes contra los romanos pero lo mismo en aquella ocasión que en la batalla de Ausculum le supuso al general pérdidas tan grandes que pronunció su famosa frase:
Otra victoria como ésta y estoy perdido.

lunes, 23 de abril de 2007

Santo varón

El Santo Varón Críspulo Mantecón Estopiñana, dio, al nacer, muestras de lo que iba a llegar a ser andando el tiempo. Más tarde confirmó, con su envío a la vida, que las muestras se correspondían en todo con el producto final.
Su padre, Don Críspulo Mantecón, de los Mantecones de toda la vida, fue un orondo varón acomodado; acomodado en una butaca de la que no tuvo necesidad de levantarse nunca en los luengos años que duró su vida, gracias a Dios. Ni tuvo necesidad, ni quiso. Y si la tuvo, pues tampoco quiso. Así es que llegaron a compenetrarse de tal modo estos dos seres, la butaca y Don Críspulo, que no hubo forma de separarlos y hubiera sido terrible haber provocado un trauma semejante en la sufrida butaca, que todo lo soportó por el amor a su amado dueño y por la conversión de Rusia. Lo cierto es que la butaca había sido abandonada en un muladar y Don Críspulo la recogió del arroyo, le dio casa y cobijo e hizo de ella una butaca de provecho cuando cualquier desalmado hubiera podido aprovecharse de ella, menospreciada, hundida, desamparada como estaba, a merced de los elementos, que ¡hay cada elemento por ahí!. Pero no desviemos con otras historias - bien que interesantes y de gran provecho y solaz – lo que ha de centrar el interés de la nuestra.
Juntos se fueron Don Críspulo y la butaca al campo santo, cuando llegó el óbito del primero. Juntos porque fue imposible separarlos, tal era la incardinación del uno en la otra. Las mollas del varón inundaban toda la butaca poseyéndola hasta el extremo de que no se distinguía carne de madera. Nadie se escandalizó puesto que conocían la extraña historia de amor nacida de la compasión del hombre. En el pescante del coche mortuorio, ya que no hubo modo de encontrar un ataúd en forma de cuatro, la seriedad del padre de Críspulo conduciéndose a su última morada, se complementaba con los gemidos de la butaca cada vez que un bache del camino hacía brincar la carroza. Descansen en paz.
Doña Críspula, era de otra madera. Doña Críspula era pícnica y seca, caquéctica e hirsuta, sabia y altanera. Tanto que, a partir del momento en el que le diagnosticaron la caquexia, decidió llevar siempre consigo uno o varios rollos de papel higiénico, por si le llegaba la hora inopinadamente. Parece ser que la hora no le llegaba nunca, pero tenía unos terribles y constantes dolores en las articulaciones que le hacían temer que no duraría mucho.
Críspulo nació. Nadie sabe cómo, pero consta que nació. Mejor dicho, nació como todo el mundo y sin cesárea. Lo que nadie sabe es cómo pudo nacer de un matrimonio como el de sus padres, porque Don Críspulo permaneció en su estado habitual, su madre no podía, con los dolores articulares, contorsionarse hasta el extremo de..., hasta ese extremo y la butaca, bien que humilde y recatada, tampoco debió estar dispuesta a dar facilidades, vaya...
Pero el caso es que Críspulo nació de mujer y a la mujer de la que nació le pareció que todo el proceso de la concepción, del embarazo, del parto, eran una bendición comparándolos con la criaturita que acababa de largar al mundo.
Era largo, era blanco como un gusano intestinal que en un extremo se abultara y tenía dos ojos saltones y una boca, llena de dientes en forma de sierra, por la que salía un vagido semejante a un rebuzno, mientras reptaba hacia el seco pecho de la Estopiñana. La matrona preguntó si es que habían puesto un enema a la parturienta antes de darse cuenta de que aquello se movía. Cuando decidieron que era un varón, lo bautizaron con aguardiente de orujo, aunque el cura, secretamente, en lugar del rito del bautismo, exorcizó al neonato y se hizo una queimada para reponerse del mal trago.
Apenas hubo crecido, Críspulo dio muestras de lo que iba a ser cuando pudiera valerse por sí mismo: escupía a las señoras que se acercaban a verlo, mordía la mano que le daba de comer y destrozó los pezones de tres amas de leche que fueron contratadas para intentar alimentarlo, hasta que decidieron amamantarlo con un dedal protegiendo tan sensible parte.
Su madre fue obligada a sustituir el cartelito del automóvil en el que se leía “Bebé a bordo” por otro en el que se advertía “Bebé borde” y a llevar protección policial. Las andaderas de Críspulo no servían para protegerle de caídas o accidentes, sino para impedir que se acercara a cualquier ser vivo o inanimado, tal era su furia destructora.
Con el tiempo, su aspecto mejoró y, en lugar de parecerse al de la “ciona intestinalis”, empezó a semejarse al de una cerilla. No había persona, animal o cosa que no sufriera si no su ataque devastador, sí su asedio pertinaz. Eran terroríficos sus ataques reptando a gran velocidad y dejando una estela de mocos a su paso.
Todos sus coetáneos guardaron de por vida uno u otro recuerdo en forma de mutilación producida por Críspulo: quién estaba tuerto, a otro le faltaba una oreja, un tercero lucía cicatrices varias y los más carecían de alguna falange empleada por nuestro héroe para escribir en rojo sobre las pizarras de la escuela.
Cuando llegó el momento de su confirmación respondió al cariñoso sopapo del Sr. Obispo con dos hostias que a punto estuvieron de dejar a Su Eminencia para la cuenta de diez; le salvó la campana; tocando a rebato hizo que acudieran los hombres del pueblo temiendo un fuego o cualquier otra catástrofe. Entre varios separaron a Críspulo de su víctima que ofrecía un aspecto poco garrido: la mitra ladeada chulescamente, las gafas colgando de una oreja, el báculo por el suelo, asimétrica la casulla, los ojos, huevones, entrecerrados y los brazos extendidos, porque el Sr. Obispo era burriciego, movía a compasión. Una le iba y otra le venía al preste al ver al causante de sus males inmovilizado y a su merced, pero recordando la altura de su misión y su alta dignidad, tomó el hisopo del acetre y bendijo al que le ofendía en una aplicación estricta de las enseñanzas de Cristo.
Mano de santo fue el hecho. El agua bendita rebotó, en principio, sobre la piel cerúlea de Críspulo, pero una gota, una sola, incidió en su frente y allí empezó a humear extendiéndose en forma de cruz de fuego.
- ¡Milagro, milagro!, gritaron las devotas.
- ¡Leche, que arde!, exclamaban los captores intentando apagar el fuego sin conseguirlo.
Y, así, en medio de un terrible vocerío, Críspulo se liberó. Los que estudiaron el caso, para intentar la canonización del Obispo, que después de tamaño meneo no se vió hora buena, atribuyeron el comportamiento anterior de Críspulo a su irregular bautismo. Su transfiguración fue lenta, pero su actitud varió de inmediato. Ayudaba a las viejecitas a cruzar la calle, socorría a los menesterosos, iba de visita con su madre; siempre pulcro, aseado, peinado y requetelimpio. Pasada la pubertad, la crisálida se convirtió en mariposa y nuestro Santo Varón era un joven más bonito que un San Luis Gonzaga, incluidos el lirio y el candor Confesaba con frecuencia y comulgaba casi a diario. Terminó por ser un hombre de provecho y durante su paso por la Universidad fue el espejo en que se miraron jóvenes y jóvenas que devinieron virtuosos y virtuosas después de haber tenido un comportamiento disoluto. (¡Así cualquiera, - dijeron algunos – después de harto Juan...!).
A pesar de no necesitar del ejercicio de su carrera para sobrevivir, se puso del lado de los pobres entre los que fue repartiendo su fortuna hasta que, por un error de cálculo, se vió en la miseria más absoluta.
Decidió, entonces, irse a cuidar enfermos a una aislada isla del Pacífico, pero la salubridad del clima, la ausencia de contaminación y el hecho de que la isla fuera propiedad de una multinacional del turismo hacían que no hubiera enfermos ni muertos en ella. Así es que la última vez que se vió vivo a Críspulo fue en una esquina recitando una salmodia para pedir limosna: “Una limosna a un rico al que se le alargó la vida y se le acortó el dinero...” , repetía ante la indiferencia de los transeúntes... Luego, por lo que hemos podido saber, lo recogieron, muerto, los servicios de limpieza de la isla. Dicen que de su frente emanaba una luz en forma de cruz que se transformaba en aureola alrededor de todo su cuerpo. Se ignora si fue enterrado o ascendió al cielo.
Santo Varón...

Luis Sánchez Polac, "TIP"

Variación del Canon de Pachelbel

domingo, 22 de abril de 2007

sábado, 21 de abril de 2007

Para genios

El objetivo es el resolver problemas, aplicando lo que aprendisteis en la escuela, el colegio y la universidad (si es que alguien se acuerda todavía).
La historia es que yo os doy 3 números y un resultado, y haceis las operaciones matemáticas que querais, con tal de que el resultado sea el que yo os doy.
Pongo un ejemplo para que veais de qué hablo y el resto lo resolveis solos.

2 ( ) 2 ( ) 2 = 6 ---> 2 + 2 + 2 = 6 Fácil, ¿no?. Pues así con todos


1 ( ) 1 ( ) 1 = 6
2 ( ) 2 ( ) 2 = 6
3 ( ) 3 ( ) 3 = 6
4 ( ) 4 ( ) 4 = 6
5 ( ) 5 ( ) 5 = 6
6 ( ) 6 ( ) 6 = 6
7 ( ) 7 ( ) 7 = 6
8 ( ) 8 ( ) 8 = 6
9 ( ) 9 ( ) 9 = 6

Los resultados los encontrarás en comentarios


El gran Arquímedes

Cabría decir que hubo una vez un hombre que luchó contra todo un ejército. Los historiadores antiguos nos dicen que el hombre era un anciano, pues pasaba ya de los setenta. El ejército era el de la potencia más fuerte del mundo: la mismísima Roma.
Lo cierto es que el anciano, griego por más señas, combatió durante casi tres años contra el ejército ro­mano... y a punto estuvo de vencer: era Arquímedes de Siracusa, el científico más grande del mundo antiguo.
El ejército romano conocía de sobra la reputación de Arquímedes, y éste no defraudó las previsiones. Cuenta la leyenda que, habiendo montado espejos curvos en las murallas de Siracusa (una ciudad griega en Sicilia), hizo presa el fuego en las naves romanas que la asediaban. No era brujería: era Arquímedes.
Y cuentan también que en un momento dado se proyectaron hacia adelante gi­gantescas garras suspendidas de una viga, haciendo presa en las naves, levantándolas en vilo y volcándolas. No era magia, sino Arquímedes.
Se dice que cuando los romanos —que, como deci­mos, asediaban la ciudad— vieron izar sogas y maderos por encima de las murallas de Siracusa, levaron anclas y salieron de allí a toda vela.
Lo más importante es que Arquímedes hizo algo que nadie hasta entonces había hecho: aplicar la ciencia a los problemas de la vida práctica, de la vida cotidiana.
Si Arquímedes hubiese conocido los números arábigos, en lugar de tener que trabajar con los griegos, que eran mucho más incó­modos, quizá habría ganado a Newton por dos mil años.
Uno de sus primeros hallazgos fue el de la teoría abstracta que explica la mecánica básica de la palanca.
«Dadme un punto de apoyo», dijo Arquímedes, «y moveré el mundo.»
El rey Hierón, creyendo que aquello era un farol, le pidió que moviera algún objeto pesado: quizá no el mundo, pero algo de bastante volumen. Arquímedes eli­gió una nave que había en el dique y pidió que la carga­ran de pasajeros y mercancías; ni siquiera vacía podrían haberla botado gran número de hombres tirando de un sinfín de sogas.
Arquímedes anudó los cabos y dispuso un sistema de poleas (una especie de palanca, pero utilizando sogas en lugar de vigas). Tiró de la soga y con una sola mano botó lentamente la nave.
Hierón, más tarde, le encargó a Arquímedes averiguar si una corona era de oro puro, sin estropearla, se entiende.
Arquímedes no sabía qué hacer. El cobre y la plata eran más ligeros que el oro. Si el orfebre hubiese aña­dido cualquiera de estos metales a la corona, ocuparían un espacio mayor que el de un peso equivalente de oro. Conociendo el espacio ocupado por la corona (es decir, su volumen) podría contestar a Hierón. Lo que no sabía era cómo averiguar el volumen de la corona sin transfor­marla en una masa compacta.
Arquímedes siguió dando vueltas al problema en los baños públicos, suspirando probablemente con resigna­ción mientras se sumergía en una tinaja llena y obser­vaba cómo rebosaba el agua. De pronto se puso en pie como impulsado por un resorte: se había dado cuenta de que su cuerpo desplazaba agua fuera de la bañera. El volumen de agua desplazado tenía que ser igual al volu­men de su cuerpo. Para averiguar el volumen de cualquier cosa bastaba con medir el volumen de agua que despla­zaba. ¡En un golpe de intuición había descubierto el principio del desplazamiento! A partir de él dedujo las leyes de la flotación y de la gravedad específica.
Arquímedes no pudo esperar: saltó de la bañera y, desnudo y empapado, salió a la calle y corrió a casa, gri­tando una y otra vez: «¡Lo encontré, lo encontré!» Sólo que en griego, claro está: «¡Eureka! ¡Eureka!» Y esta palabra se utiliza todavía hoy para anunciar un descubri­miento feliz.

El Salchichín


Fábula XI. Las moscas

A un panal de rica miel
dos mil Moscas acudieron,
que por golosas murieron
presas de patas en él.
Otra dentro de un pastel
enterró su golosina.
Así, si bien se examina,
los humanos corazones
perecen en las prisiones
del vicio que los domina.
Félix María de Samaniego (1745-1801)

Infinitas escaleras

viernes, 20 de abril de 2007

El capitalismo

El paro es un elemento inherente a la propia estructura de la producción. Si se busca la productividad, que es el elemento clave de la economía capitalista, se produce paro como elemento residual. Las soluciones que se plantean, de reducir la jornada, no sirven, porque nadie va a querer reducir la jornada si eso supone reducir también el sueldo. Y si no se reduce el sueldo no veo como podría mantenerse la productividad. Yo creo que estamos viviendo el ocaso del capitalismo. Es un sistema incapaz de afrontar los problemas que se acumulan. Los problemas medioambientales, por ejemplo, no son solucionables desde el sistema capitalista, ya que es él mismo el que los ha producido. Tendremos que inventar algo.

José Luis Sampedro*


*José Luis Sampedro cumple hoy 90 espléndidos años aunque parezcan 20 abriles.
Desde aquí el deseo de muchas sonrisas (aunque no sean etruscas).

Lenguaje papirofléxico

Aunque ha caído en desuso, nuestros mayores usaban las tarjetas de visita para comunicar algo de forma simbólica. Dependiendo la esquina en que se doblasen, significaba algo distinto:



Visita



Despedida




Pésame




Felicitación

Detritus presupuestario, FORGES


¿QUIÉN PUEDE MAS?... ¿TÚ?... ¿O TU PIE DERECHO?

1) Levanta tu pie derecho del suelo y con él, traza círculos en el aire, en el sentido de las manecillas del reloj.
2) Ahora, sin dejar de hacer esto, dibuja un número "6" en el aire con tu mano derecha.
Tú pie derecho cambiará de dirección.....

¡¡¡Te lo dije!!! Y no hay nada que puedas hacer. No hay forma.

El espejo que embellece

El horrible ogro que todos odiaban compró en la tienda un espejo de su propio tamaño y lo colocó en uno de los muros de su palacio. Podía verse en él de cuerpo entero.
El vendedor le había asegurado algo que terminó por convencerlo:
- Este espejo lo embellecerá, mi excelentísimo señor, se verá usted en él como siempre quiso verse..
Pasaba horas el ogro frente al espejo comprobando sus bondades. Era cierta la promesa del tendero, podía verse allí como siempre había soñado ser.
Cambió el ogro su mirada sobre sí mismo, y consiguió que todos lo vieran distinto, a pesar de que su cuerpo no se había transformado. Ya no era tan horrible para los demás, porque había comenzado a embellecerse para él.
Ya no era odiado por todos, porque había aprendido a quererse en el espejo.
Moraleja: Descúbrete a ti mismo con amor, para que los demás comiencen a quererte.

Un problemilla para los más inteligentes

Estás al volante de tu coche y circulas a velocidad constante.
A tu izquierda hay un precipicio.
A tu derecha un camión de bomberos que circula exactamente a la misma velocidad que tú.
Delante de ti cabalga un cerdo que es más grande que tu coche y detrás te sigue un helicóptero a ras de suelo, los dos últimos a la misma velocidad que tú.

¿Qué haces para pararte?
La respuesta la hallarás en comentarios

jueves, 19 de abril de 2007

Apuesta

Apostar a la vida más allá de un fracaso,
eso es la libertad.

Apostar al amor más allá del deseo,
eso es la libertad.

Apostar a la verdad más allá del interés,
eso es la libertad.

Julio César Labaké

Diccionario de la Irreal Academia

AMOR : Enfermedad temporal que se cura con el matrimonio. Palabra de 4 letras, 2 consonantes, 2 vocales y 2 idiotas.

ARQUITECTO : Dícese de un tipo que no fue lo suficientemente macho para ser ingeniero, ni lo suficientemente gay para ser decorador.

BAILAR : Es la frustración vertical de un deseo horizontal.

CEREBRO : Órgano que sirve para que pensemos que pensamos.

BOY SCOUT : Un niño vestido de estúpido comandado por un verdadero estúpido vestido de niño.

DOLOR DE CABEZA : Anticonceptivo mas usado por la mujer de estos tiempos.

EXAMEN ORAL : Prueba para conseguir una beca en la Casa Blanca.

BUSTO : Estatua de un hombre sin manos, o parte de las mujeres donde están las manos del hombre.

CANDIDATO : Persona que obtiene dinero de los ricos y votos de los pobres, con la promesa de protegerlos a unos de los otros.

LENGUA : Órgano sexual que algunos degenerados utilizan para hablar.

URÓLOGO : Especialista que te mira el pene con desprecio, te lo agarra con asco y te cobra como si te lo hubiera chupado.

CONFIANZA : Vía libre que se le da a una persona para que cometa una serie de abusos.

CURA : Persona a la que todo el mundo lo llama Padre, con excepción de sus hijos, que lo llaman tío.

DIPLOMACIA : Arte de decir "lindo perrito", hasta encontrar una piedra para tirársela.

FÁCIL : Dícese de la mujer que tiene la moral sexual de un hombre.

GINECÓLOGO : Especialista que trabaja en el lugar donde otros se divierten.

HÉROE : Individuo que, a diferencia del resto, no pudo salir corriendo.

HINCHA : Dícese de aquel individuo mediocre que se alegra o se entristece con el esfuerzo de otros.

HOMBRE : Ser masculino que durante sus primeros nueve meses de vida quiere salir de un lugar al que intenta entrar el resto de su vida.

INDIFERENCIA : Actitud que adopta una mujer hacia un hombre que no le interesa, que es interpretada por el hombre como que: "Se esta haciendo la difícil".

INTELECTUAL : Individuo capaz de pensar por mas de dos horas en algo que no sea sexo.

MODESTIA : Reconocer que uno es perfecto, pero sin decírselo a nadie.

NINFOMANÍA : Enfermedad Psico-Neuro-Vaginal que afecta a gran número de mujeres en todo el mundo. Y que consiste en el apetito desmedido por tener sexo.

OMBLIGO : Especie de timbre que exhiben las mujeres, generalmente en verano y primavera, pero que si lo tocas te atiende el novio.

SUPER MODELOS : Evidencia de que todos los demás estamos mal hechos.

TRABAJO EN EQUIPO : Posibilidad de echarle la culpa a otros.

Arte romano

Parra, porra, perra, ¡Vaya guerra!

Parra tenía una perra. Guerra tenía una parra. La perra de Parra subió a la parra de Guerra. Guerra pegó con la porra a la perra de Parra. Y Parra le dijo a Guerra:
-¿Por qué ha pegado Guerra con la porra a la perra de Parra?
Y Guerra le contestó:
-Si la perra de Parra no hubiera subido a la parra de Guerra, Guerra no hubiese pegado con la porra a la perra de Parra.

Canto esdrújulo


NOCHE LÓBREGA


Y este es el triste cántico

De aquel tuno tan ligón

Que sintiéndose romántico

Fue a rondar bajo un balcón

Mas a pesar de su frenesí

Fue tanta su desventura

Que el rondar a una gachí

Le acercó a la sepultura.

En noche lóbrega, galán de incógnito

Las calles sórdidas atravesó

Y bajo clásica ventana gótica

Templó su cítara y así cantó:


"Niña purísima, de faz angélica

Que en níveas sábanas roncando estás

Despierta y óyeme mi canto esdrújulo

Suspiros prófugos escucharás."


Pero la sílfide que oyó este cántico

Entre las sábanas se arrebujó

Y dijo: "¡Cáspita con el murciélago!,

Es un romántico, no le abro yo."


Mas el gaznápiro cogió una pértiga

Y en salto olímpico se encaramó (¡Aaaaaah!)

Pero por cáscaras de algún malévolo

Contra un semáforo se la pegó.


"Niña esclerótica y algo diabética

Que entre los sátiros incluida estás

Abre ya el pórtico, porque estoy gélido

Y con la pértiga no salto más.


Maldita cáscara que venga un médico

Me duele el píloro y el esternón

Tengo las vértebras en el estómago

Ventana gótica no escalo yo"

MORALEJA

Y cuando en música la noche lábrase

Y ante los céfiros se ha constipaaaaaaatchis!

¡Oh pobre músico! Coge tu cítara

Y a otra prójima vete a rondar

¡Oh pobre músico! Coge tu cítara

Y a otra prójima vete a rondar

miércoles, 18 de abril de 2007

La vista engaña

Foto de George Steimetz

Las manchas blancas son los auténticos camellos,
lo que percibimos como tales, los camellos negros,
son realmente sus sombras

Tres grandes voces

Sólo hay tres voces dignas de romper el silencio:
la de la poesía, la de la música y la del amor.

Amado Nervo

La mímica de Jerome Murat

Cómo clasificar a los amigos según los mails que envían

ON-LINE: Apenas enviamos el e-mail, la respuesta es rapidísima
OFF-LINE: Después de un año y ocho meses, recibimos la respuesta. Sin referencia.
VELOX: Aquel que cree que todo el mundo tiene banda ancha. Solo envía e-mails enooooormes, con animación en flash, videos, mp3, etc...
OPEN 24 HS: Aquel que envía a cualquier hora. No se sabe si dormirá alguna vez...
AGENTE 86:Envía estupideces, incluyendo animaladas. Casi te mata de vergüenza cuando abres su e-mail cerca de alguien...
DEJA VU: Es aquel que te envía aquellos e-mail que circulan en Internet hace más de cinco años como si fuera la primera vez. Pasados seis meses, te lo vuelve a enviar...
JOYERO: Sólo envía cadenas.
IDA Y VUELTA: Es aquel que te reenvía lo que tú le mandaste.
FOX MULDER: Cree en todas las teorías conspiratorias y lo reenvía a todo el mundo. Además lo envía con un comentario extra para que todos lo lean con mucha atención.
MADRE TERESA: Se la pasa enviando e-mails de personas enfermas, niños desaparecidos, escuelas con necesidades, etc...
PAULO COELHO: Envía aquellos con montañas de PPS, con mensajes de autoayuda como si eso fuera a cambiar tu existencia definitivamente.
SAI BABA: Se la pasa enviando tótem, esoterismo, astrología, numerología, etc..
ANY WAY: Tu le envías veinte e-mail y él no te retribuye ni con una sonrisa...
BIN LADEN: Envía e-mails bomba, ó tienen virus o no se abren.
COPYWRONG: Aquel que cambia la firma del autor.
BIG BROTHER: Aquel que desea que tú sepas con pormenores lo que sucede en su vida.
SIN NOCIÓN: Envía mínimo 118 e-mails al día. Cree que tú tienes todo el tiempo del mundo para leerlos.
VISUAL: Envía siempre imágenes y nunca escribe nada!
SONYMUSIC: Aquel que le pone música a todos los envíos.
MUÑECAS RUSAS: Reenvía el texto dentro de un anexo, que está dentro de un anexo, que está dentro de un anexo...
FANÁTICO:Reenvía todo lo que recibe, indiscriminadamente.
INDISCRETO
El que reenvía un mail con TOOOOOOOOOODAS las direcciones previas, para que todos se enteren y de paso te roban tu dirección de mail.

Proyecto

Pincha en la imagen para ampliarla

Carpe diem

Quintus Horatius Flaccus, más conocido como Horacio (65-8 a.C.), fue un poeta latino, educado en Roma y Grecia, que escribió en una de sus odas (Libro I, Oda XI) la famosa expresión "Carpe diem, quam minimum credula postero" ("Aprovecha el día, no asegures que otro igual vendrá después" o, resumidamente, "Disfruta el momento"), expresión propia de la filosofía epicúrea.
Mecenas llegó a convertirse en su protector y amigo personal, y obsequió a Horacio con una finca en Tiber, en las montañas Sabinas (33 adC), donde el poeta se retiró a redactar sus obras. Su amistad fue tal que incluso fueron enterrados el uno junto al otro.
***********
Frases de Horacio:
  • Lo que hace falta es someter a las circunstancias, no someterse a ellas.
  • La virtud es el punto medio entre dos vicios opuestos.
  • En el amor hay dos males: la guerra y la paz.
  • El humor es una lógica sutil.
  • Mezcla a tu prudencia un grano de locura.
  • Una pintura es un poema sin palabras.
  • El pueblo me silba, pero yo me aplaudo. (Populus me sibilat, at mihi plaudo).
  • Todo tiene sus límites.

martes, 17 de abril de 2007

Felix el gato, su primera película

Dar sentido

Si le das un sentido a lo que haces,
cuesta menos llevarlo a cabo,
por doloroso que sea.
Juan José Millás

El cuento del gallo Kiriko



Esta es la historia del gallo Kiriko que iba a la boda del tío Perico. Cuando iba por el camino se encontró con gusanito y pensó comérselo.
- Si pico y como el gusanito me mancho el pico. Y... si no pico...
Después de pensarlo un rato se lo comió, y el pico mucho se lo ensució.
Siguió andando andando andando y se encontró con lechuga
- Lechuga, límpiame el pico que voy a la boda del tío Perico.
- Bien gallo Kiriko, pero antes, dime dónde esta gusanito
- ¡Qué se yo! ¡Qué se yo! ¡Que lo busque quien sea más listo!
- Gusano, gusanito, ¿Dónde estás que hoy no te he visto?
- Aquí estoy, en la tripita del gallo Kiriko que me lleva a la boda del tío Perico
- ¿Has oído? ¿Has oído mal bicho Kiriko? Porque me has mentido... ¡¡¡Toma!!! ¡Límpiate tú el pico!
Siguió andando, andando, andando y se encontró con oveja
- Oveja, cómete a lechuga que no ha querido limpiarme el pico para ir a la boda del tío perico.
- Bien gallo Kiriko, pero antes, dime dónde esta gusanito
- ¡Qué se yo! ¡Qué se yo! ¡Que lo busque quien sea más listo!
- Gusano, gusanito, ¿dónde estás que hoy no te he visto?
- Aquí estoy, en la tripita del gallo Kiriko que me lleva a la boda del tío Perico
- ¿Has oido? ¿Has oido mal bicho Kiriko? Porque me has mentido... ¡¡¡Toma!!! ¡Límpiate tú el pico!
Siguió andando, andando, andando y se encontró con palo
- Palo, pega a oveja que no ha querido comerse a lechuga, que no ha querido limpiarme el pico para ir a la boda del tío Perico
- Bien gallo Kiriko, pero antes, dime dónde está gusanito
- ¡Qué se yo! ¡Qué se yo! ¡Qué lo busque quien sea más listo!
- Gusano, gusanito, ¿Dónde estás que hoy no te he visto?
- Aquí estoy, en la tripita del gallo Kiriko que me lleva a la boda del tío Perico
- ¿Has oído? ¿Has oído mal bicho Kiriko? Porque me has mentido... ¡¡¡Toma!!! ¡Límpiate tú el pico!
Siguió andando, andando, andando y se encontró con fuego
- Fuego, quema a palo que no ha querido pegar a oveja, que no ha querido comerse a lechuga, que no ha querido limpiarme el pico para ir a la boda del tío Perico
- Bien gallo Kiriko, pero antes, dime dónde esta gusanito
- ¡Qué se yo! ¡Qué se yo!¡Qué lo busque quien sea más listo!
- Gusano, gusanito, ¿Dónde estás que hoy no te he visto?
- Aquí estoy, en la tripita del gallo Kiriko que me lleva a la boda del tío Perico
- ¿Has oído? ¿Has oído mal bicho kiriko? Porque me has mentido... ¡¡¡Toma!!! ¡Límpiate tú el pico!
Siguió andando, andando, andando y se encontró con lluvia
- Lluvia, apaga a fuego que no ha querido quemar a palo, que no ha querido pegar a oveja, que no ha querido comerse a lechuga, que no ha querido limpiarme el pico para ir a la boda del tío Perico.
- Bien gallo Kiriko, pero antes, dime dónde esta gusanito
- ¡Qué se yo! ¡Qué se yo! ¡Qué lo busque quien sea más listo!
- Gusano, gusanito, ¿Dónde estás que hoy no te he visto?
- Aquí estoy, en la tripita del gallo kiriko que me lleva a la boda del tío Perico
- ¿Has oído? ¿Has oído mal bicho Kiriko? Porque me has mentido... ¡¡¡Toma!!! ¡Límpiate tú el pico!
Y andando, andando, andando el gallo Kiriko llega a la casa del tío Perico, pero una criada despiadada va y lo agarra de una pata, le quita las plumas, le corta el pico y lo mete a la cazuela que ha de servir de plato a los invitados a la boda del tío Perico.
- Oiga, oiga narrador
- ¿Qué quieres tú, amiguito?
- Diga, diga por favor, ¿y el pobre gusanito?
- Búscalo tú si eres tan listo
- Gusano, gusanito, ¿Dónde estás que hoy no te he visto?
- Aquí estoy, en la tripita del tío Perico escuchando contento como termina el cuento del gallo Kiriko.

¿Quieres ver tu ADN?

A través de una muestra de saliva podemos obtener nuestro ADN.
Para ello utilizaremos ingredientes caseros: Agua, sal, detergente de lavavajillas y alcohol de 96º.
- Mezclamos una cucharada de detergente en medio vaso de agua. El detergente romperá las células y se liberará el ADN.
- A continuación disolvemos una cucharada de sal en otro medio vaso de agua, la sal permite que el ADN no se rompa y que se enrolle sobre si mismo hasta un tamaño que es observable a simple vista.
- Para obtener la saliva nos enjuagaremos la boca durante un minuto con agua y la depositaremos en un vaso, intentando que no aparezca mucha espuma.
- Al vaso de la saliva añadimos 2 cucharadas de agua con sal y una con el detergente diluido.
- Mezclamos con cuidado durante al menos, un minuto.
- Finalmente añadimos el alcohol despacio y haciendo que resbale por las paredes del vaso. El alcohol formará una capa sobre el agua en la que se concentrará el ADN.
- Pasados 2 ó 3 minutos, si colocamos el vaso sobre un fondo oscuro, podremos ver un hilo blanco, es nuestro ADN.

lunes, 16 de abril de 2007

Piezas















Problema de lógica

Estando dos amigos, uno le dice al otro:
- Tengo 3 hijos y el producto de sus edades es igual a 36 y la suma de las mismas es igual al número del portal de la acera de enfrente.
El amigo cruza la acera, ve el número y cuando vuelve le dice al otro:
- Me falta un dato.
- Ah si! se me olvidó decirte que el mayor ha hecho la primera comunión.

¿Qué edades tienen?

domingo, 15 de abril de 2007

El doctor Livingston, supongo

De esta manera saludó el americano Henri Morton Stanley al escocés David Livingston cuando en 1871 se encontraron a las orillas del lago Tanganica. Livingston llevaba varios años perdido en el corazón de África y el diario New York Herald organizó una expedición en su búsqueda. Después de más de veinte meses de pesquisas, Stanley halló a Livingston, quien disfrutaba plácidamente de su nueva vida y no mostraba el menor signo de preocupación. Sin embargo, el aspecto y el color de su piel no crearon ninguna duda en el americano sobre la identidad del personaje.

La bicicleta


En el obelisco de Luxor que hay en una plaza parisina, uno de los jeroglíficos muestra a un joven a horcajadas sobre una barra horizontal unida a dos ruedas. La imagen recuerda, sin duda alguna, a una bicicleta. ¿Montaban en bici los egipcios hace 3.300 años? Es posible. En los bajorrelieves de otro pueblo milenario, el babilonio, también aparecen entre los elementos decorativos un artilugio que recuerda a este vehículo. También en China encontramos una máquina muy similar, pero con las ruedas de bambú. Sin embargo, la evidencia más clara del origen de la bicicleta se encuentra en la Biblioteca Ambrosiana de Milán en la obra de Leonardo Da Vinci: "Codez Atlanticus". Allí, Leonardo dibujó una transmisión de cadena como la que se utiliza en la actualidad.
La bicicleta moderna, ya con pedales, es un invento del francés Jean Théson, en 1645. A pesar de todo, el inventor “oficial” del antecedente de la bicicleta es el conde de Sivrac en 1790 a través del celerífero.

Juicioso

Si fueras tan juicioso que resistieras de buen grado
los pequeños males de la vida,
no te verías tantas veces obligado a soportar
otros mayores.
Christian F Gellert

sábado, 14 de abril de 2007

Profecía acertada

Abū Bakr Muhammad bn 'Alī Ibn 'Arabi (أبو بكر محمد بن علي ابن عربي الحطمي) (Murcia, 28 de julio de 1165Damasco, 10 de noviembre de 1240). También conocido como Abenarabi y Ben Arabi. Místico, filósofo, poeta, viajero y sabio musulmán andalusí. Sus importantes aportaciones en muchos de los campos de las diferentes ciencias religiosas islámicas le han valido el sobrenombre de Muhyi al-Din (محيي الدين "Vivificador de la Religión") y as-Sheij al-Akbar (الشيخ الأكبر "Gran Maestro"). Es probablemente la figura más influyente en la historia del misticismo islámico.
Algunos de sus biógrafos dicen que murió víctima de las torturas por oponerse a los excesos de la alta sociedad de Damasco, una ciudad enriquecida por el dinero fácil del negocio de las caravanas. Ibn Arabí subió al monte Qasiyun, a las afueras de la capital siria, y dirigiéndose a la multitud les dijo: "¡Oh, hombres de Damasco! El dios que adoráis está bajo mis pies". Entonces la gente se abalanzó sobre él. Le encarcelaron por blasfemo y sólo la intervención de alfaquíes amigos suyos le salvó de la muerte, pero no de un martirio prolongado que le llevó a la tumba poco después. Fue enterrado en el monte Qasiyun de la discordia. La alta sociedad de Damasco le odiaba tanto que destruyó su tumba. Sin embargo, Ibn Arabí había pronunciado una misteriosa profecía a este respecto. "Cuando las letras Sin ("s") y Shin ("sh") se junten, se descubrirá la tumba de Muhyddin", dijo.
Cuando el noveno sultán otomano, Selim II, conquistó Damasco en 1516 alguien le recordó esta profecía y la interpretó como que el día que Selim (nombre que empieza por "s") se encuentre con Damasco (que en árabe se dice Shams, y empieza por "sh") se encontrará la tumba del gran Ibn Arabí. Y entonces el sultán turco organizó una expedición de arqueólogos y teólogos que buscaron el enterramiento hasta que lo hallaron. Sin embargo, siguieron excavando bajo los restos de Ibn Arabí y encontraron un tesoro de monedas de oro que reveló lo que quiso decir en vida cuando sentenció: "El dios que adoráis está bajo mis pies".
Selim II destinó aquel tesoro a pagar la construcción de un santuario y una mezquita en el lugar de la tumba, y ambas, todavía hoy día, pueden visitarse en el enclave de Salihiyya, en la moderna Damasco.

Frases ocurrentes

- La vida es demasiado corta para andar con indirectas.
- Toda la sabiduría humana se sintetiza en dos palabras: aguarda y confía.
- No hay nada mejor que pasar por idiota a ojos de un imbécil.
- La falta de opciones aclara maravillosamente la mente.
- La amistad es como la mayonesa: cuesta un huevo y hay que tratar de que no se corte
- La lengua es el único instrumento de corte que se afila por el uso.
- Más de uno que dice que la vida es breve, le parece el día demasiado largo.
- No hay nada repartido más equitativamente en el mundo que la razón: todo el mundo está convencido de tener suficiente.
- La lógica es un método sistemático para llegar con confianza a la conclusión errónea
- Una mujer sin un hombre es como un pez sin bicicleta.
- La imaginación nos consuela de lo que no podemos ser. El humor nos consuela de lo que somos
- La maldad no necesita razones, le basta con un pretexto.

viernes, 13 de abril de 2007

El jardinero y su amo


En un jardín de flores
había una gran fuente,
cuyo pilón servía
de estanque a carpas, tencas y otros peces.
Únicamente al riego
el jardinero atiende,
de modo que entretanto
los peces, agua en que vivir no tienen.
Viendo tal desgobierno,
su amo le reprende, pues,
aunque quiere flores,
regalarse con peces también quiere;
y el rudo jardinero
tan puntual le obedece,
que las plantas no riega
para que el agua del pilón no merme.
Al cabo de algún tiempo
el amo al jardín vuelve;
halla secas las flores,
y amostazado dice de esta suerte:
«Hombre, no riegues tanto
que me quede sin peces,
ni cuides tanto de ellos
que sin flores, gran bárbaro, me dejes».
La máxima es trillada,
mas repetirse debe:
si al pleno acierto aspiras,
une la utilidad con el deleite.
Tomás de Iriarte

El origen de los preservativos

Existen evidencias del uso de preservativos como medio profiláctico entre los romanos y, con menor certeza, entre los egipcios. Pero hasta el siglo XVI no se consideran oficialmente inventados.
El responsable fue el anatomista y cirujano Grabiele Fallopio, famoso por haber descrito los canales que conducen del ovario al útero. Fallopio diseñó una vaina hecha de tripa de animal y lino que se fijaba al pene con un lazo de color rosa. El dispositivo, bastante grueso e incómodo, estaba destinado a prevenir las enfermedades de transmisión sexual, como la sífilis y la gonorrea, aunque no encontró mucha difusión.
Un siglo después, el conde de Condom, médico personal del rey Carlos II de Inglaterra, perfeccionó el preservativo utilizando como materia prima el intestino de cordero estirado que lubricó con aceite. La funda había sido encargada por el propio monarca, muy dado a la vida licenciosa y que temía verse contagiado con enfermedades venéreas. Pronto empezó a llamarse condón, aun en contra de la voluntad de su inventor, alcanzando gran popularidad entre los nobles de la corte.
El primer condón de goma vulcanizada se fabricó en 1870. Las instrucciones de uso indicaban cómo lavar el preservativo antes y después del coito, y se utilizaba hasta que se rompía. Los condones desechables de usar y tirar vieron la luz en los años treinta, coincidiendo con una gran mejora en sus cualidades.
Hasta la introducción de la penicilina en este siglo, los preservativos sólo servían como profilácticos contra las enfermedades de transmisión sexual. Fue a partir de entonces cuando empezó a apreciarse su vertiente anticonceptiva.

¿CON DON O SIN DON?

Cáscara Sagrada

La cáscara sagrada (Rhamnus Purshiana) es un gran arbusto no espinoso de entre 6 a 18 metros de altura, originario del suroeste de Canadá y noroeste de América, donde ya era utilizado por los indios. Se le dio este nombre porque durante un tiempo se creyó, erróneamente,que la corteza de este árbol se utilizó para construir el arca de Noé. Su uso en medicina no se introdujo hasta 1877, siendo una de las plantas más utilizadas para combatir el estreñimiento.

jueves, 12 de abril de 2007

Han Hoogerbrugge

La jubilación vista por FORGES


Principio cooperativo

El principio cooperativo, también conocido como Máximas de Grice fue redactado por el filósofo Paul Grice (1913-1988) con el propósito de describir las reglas pragmáticas que rigen la conversación en lenguaje natural.
Máxima de Cantidad
está en relación con la cantidad de información que debe darse. Incluye dos submáximas:
1) Haga que su contribución sea todo lo informativa que el intercambio requiera.
2) No haga que su contribución sea más informativa de lo que el intercambio requiera.
Máxima de Calidad
se refiere a la verdad de la contribución, que se especifica también en dos submáximas:
1) No diga lo que crea que es falso
2) No diga nada de lo que no tenga pruebas adecuadas.
Máxima de Relación (o relevancia)
comprende la máxima que Grice denomina «vaya usted al grano», haga su contribución relevante.
Máxima de Manera (o modo)
la supermáxima es «Sea usted claro» y comprende cuatro submáximas:
1) Evite la oscuridad
2) Evite la ambigüedad
3) Sea escueto
4) Sea ordenado.

Como nace un paradigma

Un grupo de científicos colocó cuatro monos en una jaula. En el centro de la misma pusieron una escalera y, sobre ella, un racimo de platanos.
Cuando un mono subía la escalera para coger los plátanos, los científicos lanzaban un chorro de agua fría sobre los que quedaban en el suelo. Pasado algún tiempo, cuando un mono iba a subir la escalera, los otros no paraban de golpearlo. Pasado algún tiempo más, ningún mono subía la escalera, a pesar de la tentación de los plátanos.(No eran tontos....).
Entonces, los científicos sustituyeron uno de los monos.
La primera cosa que hizo fue subir la escalera, siendo rápidamente bajado por los otros monos, quienes le dieron una tremenda paliza. Después de algunas palizas, el nuevo integrante del grupo ya no subió más la escalera(aunque nunca supo por qué le pegaban).
Un segundo mono fue sustituido, y ocurrió lo mismo. El primer sustituto participó con entusiasmo en la paliza al novato. Un tercero fue cambiado y se repitió el hecho: lo volvieron a golpear. El cuarto y último de los veteranos fue sustituido.
Los científicos quedaron, entonces, con un grupo de cuatro monos que, aún cuando nunca recibieron un baño de agua fría, continuaban golpeando a aquel que intentase llegar a los plátanos.
Si fuese posible preguntar a alguno de ellos por qué le pegaban a quien intentase subir la escalera, con certeza la respuesta sería:
“No sé, las cosas siempre se han hecho así”

¿Te suena esa respuesta?

miércoles, 11 de abril de 2007

Frases de Jardiel Poncela sobre el amor

-El amor es como los columpios, porque casi siempre empieza siendo diversión y casi siempre termina dando náuseas.
- Los amores con los que se pretende limpiar los espíritus, suelen no servir más que para ensuciar sábanas.
- El amor es el puente para pasar del onanismo al embarazo.
- Se llama en amor "mujer honesta" a la que es deshonesta con un solo hombre.
- Al amor, al baño y a la tumba, se debe ir desnudo.
- Lo que mayor interés demuestran en saber los enamorados es aquello que más va a hacerles sufrir.
- Besar a una mujer es haberla vencido.
- El amor, a semejanza de los catarros, empieza poniéndonos febriles, sigue impidiéndonos salir de casa por las noches y acaba obligándonos a secar los ojos con un pañuelo.
- En amor, cada ser que hiere a otro no hace sino vengar una herida anterior recibida en su propio cuerpo.

(Extraídas de su libro "Máximas mínimas.")

Pura lógica

Salgo de la ducha..... me miro al espejo y pienso en voz alta:
"!Qué bueno sería tener unas tetas más gordas!".
Mi marido que lo ha oído, en lugar de decir:
"¡No es verdad!", como dice normalmente, dice:"Si quieres que te crezcan, debes pasarte un trozo de papel higiénico entre las tetas durante algunos segundos".
Con muchas dudas, pero decidida a probar todo, cojo un trozo de papel higiénico y me lo paso entre las tetas durante algunos segundos.
Después le pregunto:
"¿Durante cuanto tiempo lo tengo que hacer?"
Y él me contesta:
"Tienes que hacerlo todos los días durante varios años".
Le digo:
"¿Tú estas seguro de que pasándome un trozo de papel higiénico entre las tetas todos los días durante unos años éstas me crecerán?
Y él me respondió:
"Si te ha funcionado con el culo, ¿Por qué no te va a funcionar con las tetas?.
Mi marido está todavía vivo, y después de algunos meses de rehabilitación, quizás vuelva a caminar.

Lluvias variadas

Los fuertes remolinos y las corrientes de aire que producen las nubes de lluvia pueden arrastrar consigo infinidad de objetos de los más diversos calibres. Estos son atrapados
por la nube, hasta que precipitan a cierta distancia de donde fueron levantados, provocando el asombro de quienes presencian el espectáculo.
Hay numerosos casos publicados en revistas científicas de prestigio como el Monthly Weather Review, Nature o Scientific American, de lluvias no sólo de ranas, sino también de sapos, peces, arañas, caracoles, mejillones, escarabajos, hormigas sin ala, gusanos.. Tampoco faltan las precipitaciones de tierras de colores, lana e incluso cruces, como ocurrió en Sicilia en el año 746.
El 30 de julio de 1838, en pleno corazón londinense, los transeúntes se vieron sorprendidos por una avalancha celestial de ranas y renacuajos. En el verano de 1804, en las cercanías de Toulouse, se produjo una lluvia de sapos jóvenes que, según testigos presenciales, caían de una densa nube. El 28 de diciembre de 1 857, durante el transcurso de una fuerte tormenta, las aceras de la ciudad de Montreal, en Canadá, se vieron literalmente cubiertas por centenares de mejillones.
Conrad Lycosthenes, en su obra "Prodigiorum ac ostentorum chronicon", narra la lluvia de sapos ocurrida en 1345. Asimismo, cita una extraña precipitación de peces en el 989, en Sajonia. Aunque la más célebre tormenta de peces, concretamente de gobios, ocurrió en el condado británico de Glamorganshire, el 11 de febrero de 1.859.
La caída más frecuente es la de trozos de hielo, que en algunas ocasiones pesan 45 kg. A estos le siguen las de ranas, peces y cangrejos, que parecen preferir ambientes fríos como los del norte de Gran Bretaña para caer.

martes, 10 de abril de 2007

La pantera rosa

Un carro sin rueda

AL CARRO DE LA CULTURA ESPAÑOLA
LE FALTA LA RUEDA DE LA CIENCIA
Santiago Ramón y Cajal

La anécdota del barómetro

Hace algún tiempo recibí una llamada de un colega que me pidió si podría arbitrar en la calificación de una pregunta de examen. Iba dar un cero a un estudiante por su respuesta a una pregunta de física, mientras que el estudiante afirmaba que debería recibir la máxima nota y así se haría si el sistema no se hubiera organizado en contra de los estudiantes: El profesor y el estudiante acordaron acudir a un árbitro imparcial, y me eligieron a mí.
Acudí al despacho de mi colega y leí la pregunta del examen: “Demuestra como se puede determinar la altura de un edificio alto con la ayuda de un barómetro”
El estudiante había contestado: “Lleva un barómetro a lo alto del edificio, átale una cuerda larga, haz que el barómetro baje hasta la calle. Mide la longitud de cuerda necesaria. La longitud de la cuerda es la altura del edificio”
Hice notar que el estudiante realmente tenía derecho a una buena nota ya que había contestado a la pregunta correctamente. Por otra parte, si se le asignaba una buena nota contribuiría a que recibiese una buena calificación en su curso de física. Se supone que una buena calificación certifica competencia en física, pero la respuesta dada no se correspondía con esto. Sugerí entonces que se le diera al estudiante otra oportunidad para contestar a la pregunta. No me sorprendió que mi colega estuviese de acuerdo, sin embargo si lo hizo el que el alumno también lo estuviera.
Le di al estudiante seis minutos para responder a la pregunta con la advertencia de que la respuesta debía mostrar su conocimiento de la física. Al cabo de cinco minutos, no había escrito nada. Le pregunte si se daba por vencido, pero me contesto que no. Tenía muchas respuestas al problema; estaba buscando la mejor. Al minuto siguiente escribió corriendo su respuesta que decía lo siguiente:
“Lleva el barómetro a lo alto del edificio y asómate sobre el borde del tejado. Deja caer el barómetro, midiendo el tiempo de caída con un cronómetro. Luego usando la fórmula S=1/2 at2, calcula la altura del edificio.
En este momento le pregunte a mi colega si se daba por vencido. Estuvo de acuerdo y le dio al estudiante la máxima nota.
Al salir del despacho de mi colega recordé que el estudiante había dicho que tenía otras muchas respuestas al problema, así que le pregunte cuales eran. “OH, si, ” dijo el estudiante. “Hay muchas maneras de determinar la altura de un edificio alto con un barómetro. Por ejemplo, coges el barómetro en un día soleado y mides la altura del barómetro, la longitud de su sombra, y la longitud de la sombra del edificio; luego usando una simple proporción, determinas la altura del edificio.”
“Excelente, “le respondí. “¿Y las otras?”
“Si, “dijo el estudiante. “Hay un método muy simple que le gustará. En este método se toma el barómetro y se comienza a subir las escaleras. A medida que se van subiendo las escaleras, se marca la longitud del barómetro a lo largo de la pared. Luego se cuenta el número de marcas y esto dará la altura del edificio en unidades barómetro. Un método muy directo.”
“Desde luego, si quiere un método más sofisticado, puede atar el barómetro al final de una cuerda, balancearlo como un péndulo; con él determina el valor de ‘g’ a nivel del suelo y en la parte superior del edificio. De la diferencia entre los dos valores de ‘g’ se puede calcular la altura del edificio.”
Finalmente, concluyó, “hay muchas otras formas de resolver el problema. Probablemente la mejor,” dijo, “es llamar en la portería. Cuando abra el portero, le dices lo siguiente: “Sr. portero, aquí tengo un barómetro excelente. Se lo daré, si me dice la altura de este edificio.”
En este momento le pregunté al estudiante si conocía la respuesta convencional a la pregunta. Reconoció que si, dijo que estaba harto de que los profesores del instituto y de la facultad trataran de enseñarle como tenía que pensar, usando el “método científico,” y a explorar la lógica profunda de la materia de una manera pedante, como se hace a menudo en matemáticas, en lugar de enseñarle la estructura de la materia. Teniendo esto presente, decidió recuperar el escolasticismo como un asunto académico para desafiar las atemorizadas aulas de América.
Alexander Calandra.

Frases de Leon Tolstói

- "Cuando pienso en todos los males que he visto y sufrido a causa de los odios nacionales, me digo que todo ello descansa sobre una odiosa mentira: el amor a la patria."
- "El dinero es una nueva forma de esclavitud, que sólo se distingue por el hecho de que es impersonal, de que no existe una relación humana entre amo y esclavo."
- "En las historias de amor la felicidad es siempre igual, en cambio, cada desgracia tiene su fisonomía."
- "Todos quieren cambiar el mundo, pero nadie piensa en cambiarse a sí mismo."
- "Todos los males del mundo provienen de que el hombre cree que puede tratar a sus semejantes sin amor."

El fútbol, según Ibañez

Pincha sobre la imagen para ampliarla