martes, 17 de abril de 2007

El cuento del gallo Kiriko



Esta es la historia del gallo Kiriko que iba a la boda del tío Perico. Cuando iba por el camino se encontró con gusanito y pensó comérselo.
- Si pico y como el gusanito me mancho el pico. Y... si no pico...
Después de pensarlo un rato se lo comió, y el pico mucho se lo ensució.
Siguió andando andando andando y se encontró con lechuga
- Lechuga, límpiame el pico que voy a la boda del tío Perico.
- Bien gallo Kiriko, pero antes, dime dónde esta gusanito
- ¡Qué se yo! ¡Qué se yo! ¡Que lo busque quien sea más listo!
- Gusano, gusanito, ¿Dónde estás que hoy no te he visto?
- Aquí estoy, en la tripita del gallo Kiriko que me lleva a la boda del tío Perico
- ¿Has oído? ¿Has oído mal bicho Kiriko? Porque me has mentido... ¡¡¡Toma!!! ¡Límpiate tú el pico!
Siguió andando, andando, andando y se encontró con oveja
- Oveja, cómete a lechuga que no ha querido limpiarme el pico para ir a la boda del tío perico.
- Bien gallo Kiriko, pero antes, dime dónde esta gusanito
- ¡Qué se yo! ¡Qué se yo! ¡Que lo busque quien sea más listo!
- Gusano, gusanito, ¿dónde estás que hoy no te he visto?
- Aquí estoy, en la tripita del gallo Kiriko que me lleva a la boda del tío Perico
- ¿Has oido? ¿Has oido mal bicho Kiriko? Porque me has mentido... ¡¡¡Toma!!! ¡Límpiate tú el pico!
Siguió andando, andando, andando y se encontró con palo
- Palo, pega a oveja que no ha querido comerse a lechuga, que no ha querido limpiarme el pico para ir a la boda del tío Perico
- Bien gallo Kiriko, pero antes, dime dónde está gusanito
- ¡Qué se yo! ¡Qué se yo! ¡Qué lo busque quien sea más listo!
- Gusano, gusanito, ¿Dónde estás que hoy no te he visto?
- Aquí estoy, en la tripita del gallo Kiriko que me lleva a la boda del tío Perico
- ¿Has oído? ¿Has oído mal bicho Kiriko? Porque me has mentido... ¡¡¡Toma!!! ¡Límpiate tú el pico!
Siguió andando, andando, andando y se encontró con fuego
- Fuego, quema a palo que no ha querido pegar a oveja, que no ha querido comerse a lechuga, que no ha querido limpiarme el pico para ir a la boda del tío Perico
- Bien gallo Kiriko, pero antes, dime dónde esta gusanito
- ¡Qué se yo! ¡Qué se yo!¡Qué lo busque quien sea más listo!
- Gusano, gusanito, ¿Dónde estás que hoy no te he visto?
- Aquí estoy, en la tripita del gallo Kiriko que me lleva a la boda del tío Perico
- ¿Has oído? ¿Has oído mal bicho kiriko? Porque me has mentido... ¡¡¡Toma!!! ¡Límpiate tú el pico!
Siguió andando, andando, andando y se encontró con lluvia
- Lluvia, apaga a fuego que no ha querido quemar a palo, que no ha querido pegar a oveja, que no ha querido comerse a lechuga, que no ha querido limpiarme el pico para ir a la boda del tío Perico.
- Bien gallo Kiriko, pero antes, dime dónde esta gusanito
- ¡Qué se yo! ¡Qué se yo! ¡Qué lo busque quien sea más listo!
- Gusano, gusanito, ¿Dónde estás que hoy no te he visto?
- Aquí estoy, en la tripita del gallo kiriko que me lleva a la boda del tío Perico
- ¿Has oído? ¿Has oído mal bicho Kiriko? Porque me has mentido... ¡¡¡Toma!!! ¡Límpiate tú el pico!
Y andando, andando, andando el gallo Kiriko llega a la casa del tío Perico, pero una criada despiadada va y lo agarra de una pata, le quita las plumas, le corta el pico y lo mete a la cazuela que ha de servir de plato a los invitados a la boda del tío Perico.
- Oiga, oiga narrador
- ¿Qué quieres tú, amiguito?
- Diga, diga por favor, ¿y el pobre gusanito?
- Búscalo tú si eres tan listo
- Gusano, gusanito, ¿Dónde estás que hoy no te he visto?
- Aquí estoy, en la tripita del tío Perico escuchando contento como termina el cuento del gallo Kiriko.

5 comentarios:

vidiya dijo...

Ada, a ti va dedicado por los gratos momentos que he pasado escuchándotelo primero y transmitiéndolo más tarde.
Gracias y un besazo

Anónimo dijo...

uy he llegado a este cuento de mi infancia que tan buenos momentos me hizo pasar...

ada tu no seras de esplugas no? o cuentas cuentos en la biblioteca.

te dejo mi mail : jessifashion2@hotmail.com

soy educadora infantil y me encantan los cuentacuentos

Anónimo dijo...

Muchos recuerdos tengo de este cuento, sentados los cinco en la cocina de la AMATXI, comiendo ese puré de verduras que nos hacía mamá y escuchando atentos el cuento del gallo Kiriko, a veces de la voz de Ada y otras, más tarde, de Vicky. Echo mucho de menos momentos como ese. Muchos besos.

Raul dijo...

hola, he encontrado el blog buscando este cuento pro la red..
yo me lo sabia en otra version..
si quires otro dia la pongo
sludos

vidiya dijo...

Por supuesto que quiero que la pongas, Raúl.
Gracias de antemano.
Un saludo