jueves, 7 de julio de 2011

Pamplonadas mexicanas

Desde hace cinco años se viene celebrando la pamplonada en la Ciudad de Tlaxcala (México) que se celebra los días 1 y 2 de noviembre. El formato de carrera, con una distancia algo más corta, es como en Pamplona. De hecho la organización años atrás viajó a la ciudad de Pamplona para recibir asesoría y obtener su aprobación del concepto y del nombre. La diferencia radica en que en vez de orar a San Fermín se entona un canto a la Virgencita de Ocotlán.


Tlaxcala, uno de los estados mexicanos con más ganaderías, cuarenta en total, celebra dos encierros a las 10.00 horas local (15.00 GMT), cuyas reglas son las mismas que se aplican en Pamplona para correr delante de los toros. Cada participante en la fiesta recibe gratis la camiseta blanca y el tradicional pañuelo rojo que se lleva al cuello, típico de las fiestas.


Esta no es la primera versión mexicana de los Sanfermines, ya que desde 1973 la ciudad de San Miguel de Allende, en el central estado de Guanajuato, celebraba una fiesta idéntica denominada “La sanmiguelada”, cada tercer sábado de septiembre, que es el fin de semana que cae entre la celebración del Día de la Independencia de México, El Grito (16 de Septiembre) y el festival del santo patrón de la ciudad, San Miguel Arcángel (29 de Septiembre).


El sábado a mediodía, cientos de valientes, usando camisetas blancas y paliacates rojos, sobrepasaban las áreas protegidas con vallas de la zona centro de San Miguel, donde usualmente una docena o más de toros, criados especialmente, eran soltados mientras cientos de espectadores observaban, a salvo, detrás de las vallas de metal.


La Peña Taurina Sanmiguelense y representantes de la iniciativa privada, entregaron un escrito este mayo en el que le solicitaban a la presidenta municipal instaurar nuevamente el encierro tipo Pamplona, conocido como "La Sanmiguelada", que desde 1973 se llevaba a cabo en la ciudad y fue suspendido hace cuatro años. En 2006 se desarrolló la última Sanmiguelada y en el 2007 se suspendió el evento bajo el argumento de que se corría el riesgo de perder el nombramiento como patrimonio de la humanidad.


En Tultepec se celebra la pamplonada pirotécnica. Los habitantes de este municipio salen a las calles cada 8 de marzo con sus toritos de hasta cinco metros de altura para quemarlos al anochecer en la plaza principal en honor a San Juan de Dios, patrono de los pirotécnicos, en la ya tradicional Feria de la Pirotecnia de Tultepec.Los artesanos pirotécnicos elaboran los toritos de madera y cartón, para agradecer a San Juan de Dios el haberlos liberado de los accidentes que su oficio acarrea.


Este año fueron quemados 164 “toros” y el gobierno municipal implementó un operativo con 35 paramédicos para atender a hasta 30 persona a la vez ya que cada año la fiesta deja decenas de lesionados, sobre todo jóvenes, la mayoría por quemaduras leves, o caídas.


Como cada año en Tultepec la Feria Nacional de la Pirotecnia, que incluye concursos de castillos y espectáculos “piromusicales” -que son fuegos pirotécnicos que siguen el ritmo de la música-, se lleva a cabo con enorme entusiasmo y gran atractivo visual.