martes, 28 de agosto de 2007

El censo

El primer censo efectivo tuvo lugar en China en el año 2255 a.C. y estuvo motivado por una catástrofe natural: debido a una inundación, un gran número de habitantes murieron ahogados o se quedaron sin casa ni techo. Los emperadores quisieron hacerse una idea de las dimensiones de la catástrofe y exigieron un sistema de registro, no tanto por preocupación humanitaria como por cuestiones puramente económicas: se trataba de organizar el pago de impuestos entre los supervivientes del desastre.
Los egipcios resultaron ser unos contadores de especial talento y cada dos años registraban a los habitantes, así como sus posesiones de oro y ganado, de las cuales una cantidad nada despreciable tenía que ser entregada a la corte del faraón.
Tampoco la antigua Roma y sus provincias pudieron escapar a las cuentas.. Según la Biblia, el momento del censo coincidió con el nacimiento de Jesús, que marca el año cero de nuestro calendario y el principio de la era cristiana. Gracias a estas antiguas fuentes, hoy resulta posible hacer un cálculo, siquiera aproximado, de la población mundial de aquella época. El balance de población que arranca del año cero sitúa las hipótesis en unos 300 millones de seres humanos.
Mil años después, en la oscura Edad Media, la población humana de la Tierra no pareció aumentar demasiado. A partir de 1347, a la peste bubónica le bastó sólo cuatro años para diezmar en un 40% la población europea. Murieron unos veintiocho millones de personas. En la guerra de los Treinta Años (1618-1648), algunas regiones europeas como Brandenburgo o Pomerania sufrieron la pérdida de hasta el 80% de sus habitantes.
Entre los siglos XVI y XVIII los censos empezaron a registrar no sólo el número de personas sino también algunos de sus rasgos, como la edad, el sexo, el estado legal o la profesión. Las sociedades europea y norteamericana crecieron enormemente entre 1800 y 1900. Europa dobló su cifra, mientras que América la multiplicó por doce gracias a la intensa inmigración.
El primer censo de población americano es de 1790 y registra 3,9 millones de habitantes.

sábado, 25 de agosto de 2007

La resurrección de Händel

Aquella tarde del 13 de abril de 1737, Händel yacía inmóvil en el suelo con los ojos abiertos, como muerto. Durante cuatro meses, Georg Frideric Händel vivió sin fuerzas, como si la vida le hubiese abandonado. El lado derecho permanecía muerto. No podía andar, ni escribir. Tampoco podía hablar. Los labios se movían con dificultad y las palabras salían de su boca, embrolladas y confusas. El médico, no sabiendo qué hacer ante un caso incurable, se le ocurrió aconsejar que lo llevaran al balneario de Aquisgrán, por si las aguas termales podían proporcionarle alguna mejoría.
Pero dentro de aquel rígido cuerpo sin movimiento, de modo parecido al de aquellas aguas misteriosamente calentadas bajo la tierra, latía una fuerza incomprensible: la fuerza de voluntad de Händel y esa voluntad indomable obró el milagro en contra de las leyes de la Naturaleza. En Aquisgrán, los médicos le advirtieron con gran insistencia que si permanecía más de tres horas en el agua caliente, su corazón no lo resistiría, e incluso podía acarrearle la muerte. Pero su voluntad lanzó un reto a la muerte por causa de la vida y de su tenaz deseo: recobrar la salud. Con gran terror de los médicos, Händel permanecía nueve horas diarias en el baño, y con voluntad fue recuperando las demás fuerzas.
- He vuelto del infierno, decía con orgullo. Y con todas sus fuerzas, con su arrollador ímpetu para el trabajo, se lanzó el convaleciente, con redoblada energía, a su labor creadora.
Pero las circunstancias le son adversas. La muerte de la Reina interrumpe las representaciones; empieza luego la guerra contra España. Las gentes se congregan en las plazas públicas para cantar y vociferar, pero los teatros están vacíos y las deudas del pobre Händel van en aumento. Le acosan los acreedores, se burlan de él los críticos, calla con indiferencia el público. ¿No era mejor tener paralizada la mitad de su cuerpo que el alma entera como ahora? Y en un absoluto desconcierto sabe, o cree saber, que el fin es definitivo. El molino de la fantasía había dejado de girar. Nada había que empezar; nada tenía que terminar.
Encontró un sobre en su mesa. Lo abrió con apresuramiento y se encontró con una carta de Jennens, el poeta que había escrito el libreto de su Saúl y de su Israel en Egipto. En ella le decía que le mandaba un nuevo poema y que esperaba que el gran genio de la música, el phoenix musicae, daría a sus pobres palabras y las transportaría con sus alas por el éter de la inmortalidad.
Ya desde la primera palabra se conmovió: Conmfort ye! «¡Consolaos!», palabra que era como un mágico encantamiento, como una respuesta divina a su desfallecido corazón, de pronto había quedado purificada la amargura que roía su corazón. Se veía penetrado de una luz de diáfana pureza. Händel se encontraba en un estado tal de místico fervor, que las lágrimas empañaban sus ojos. Durante tres semanas consecutivas no salió siquiera de su habitación ni interrumpió su labor. Por fin, al cabo de tres semanas escasas, hecho verdaderamente inconcebible, el 14 de septiembre terminó su obra, El Mesías.
La palabra se había hecho sonido. Se había cumplido el milagro de la voluntad en su alma ardiente, del mismo modo que se realizó antes en su cuerpo inválido: el milagro de una resurrección.
El 13 de abril de 1742 se estreno la obra, setecientas personas , número jamás alcanzado, se apretujaban en el recinto. Desde entonces ya nada logró doblegar a Händel; nada pudo abatir al resucitado. La compañía de ópera que él había fundado en Londres se declaró en quiebra, los acreedores le acosaban otra vez, pero él se mantenía firme y sereno. Resistía todas las contrariedades sin preocuparse.
En 1759, gravemente enfermo a los setenta y cuatro años, ya en la cama, sus labios murmuraron suavemente que moriría el Viernes Santo. Aquel Viernes Santo caía en 13 de abril, o sea el día en que la pesada mano del destino le había abatido y el del estreno de El Mesías. Las fechas coincidían: aquella en que todo había muerto en él y aquella en que resucitó.
El 13 de abril Händel perdió las fuerzas por completo y al día siguiente, antes de que las campanas de Pascua anunciaran la Resurrección, sucumbió lo que en George Frideric Haendel había de mortal.

viernes, 24 de agosto de 2007

El cerdo vegetal

Ciertas plantas pueden ser utilizadas por el ser humano de muchas formas diferentes (por ejemplo, el cáñamo o el bambú), pero no hay ninguna que dé tanto de si como el cocotero (una de las casi 2.800 especies de palmeras existentes), que crece en las zonas tropicales de todo el mundo. La nuez del cocotero que crece en las islas Seychelles es la semilla más grande del reino vegetal: mide 60 centímetros de largo y pesa 22,5 kilos.
Puesto que se trata de un árbol sencillo y todas sus partes pueden ser aprovechadas, el cocotero se ha convertido en un importante factor económico de las regiones tropicales. La exportación mundial de cocos alcanzó en 1997 las 158.551 toneladas y la de aceite de coco las 2.006.240 toneladas. El volumen mundial del mercado de aceite de coco ascendió por entonces a 1.228.132.000 dólares.
La masa prensada del cocotero se utiliza para forraje. De sus cáscaras se obtiene combustible, recipientes y chapas de madera. De la copra (pulpa de coco desmenuzada y secada) se obtiene el aceite de coco, además de grasas, cosméticos, productos de limpieza y jabones. Su agua se utiliza para hacer refrescos. Con la cáscara fibrosa se hacen sogas, esterillas, cepillos, felpudos y sandalias. Con las hojas, esterillas, revestimientos de suelos, tejados y paredes y con sus filamentos, cordones. Con el jugo de palmera se obtiene vino de palma y aguardiente. El tronco es útil como madera para la construcción y los muebles, así como para marcos de ventanas, papel, celulosa y pegamento. Las raíces tienen funciones medicinales y también se usa como colorante.

El chute

El rey de los puros

Ayer noche soñé que me llevaban atado por una calle llamada Amargura. Era el 23 de septiembre de 1939, pero yo tenía ya cincuenta años. Freud fumaba, soberano, un puro «El Rey del Mundo» y Dalí, platónico, una colilla de «Ideales». Se sentaron en dos tótems a la puerta de un bazar de la calle. La calzada empedrada de electrodomésticos blandos e histéricos amenazaban con abismarme vivo. A punto de hundirme entre dos lavaplatos que me atenazaban a la altura de los hombros grité: ¡Socorro! ¡Ayúdenme, por favor! Freud y Dalí no podían oírme: discutían acaloradamente el problema económico del masoquismo. Los electrodomésticos me devoraban lenta pero inexorablemente. Desde lo más hondo pude ver como Freud y Dalí se habían puesto a bailar un vals con sus vergüenzas entrelazadas. Freud animó, guasón, a su pareja: «¡Hala macho, que eres un fanático con ideales!» y Dalí le replicó, con el mismo tono: «¡Y tú el rey de los puros!»

Fernando Arrabal

Genios y figuras

Siempre 100

Utiliza los 9 primeros números en orden creciente
( 1, 2 , 3 , 4 , 5 , 6 , 7 , 8 , 9 )
pero pudiendo utilizar números de varios dígitos,
sumar y restar.
La operación tiene que dar 100.

Ejemplos: 123 - 45 - 67 + 89 = 100
1+23 - 4+56+7+8+9=100
12 + + + - - + = 100


¡Hay 9 soluciones posibles!

jueves, 23 de agosto de 2007

HUMORADAS


Busqué la ciencia, y me enseño el vacío.

Logré el amor, y conquisté el hastío.

¡Quién de su pecho desterrar pudiera,

la duda, nuestra eterna compañera!

¿Qué es preciso tener en la existencia?

Fuerza en el alma y paz en la conciencia.

No tengáis duda alguna:

felicidad suprema no hay ninguna.

Aunque tú por modestia no lo creas,

las flores en tu sien parecen feas.

Te pintaré en un cantar

la rueda de la existencia:

Pecar, hacer penitencia

y, luego, vuelta a empezar.

En este mundo traidor,

nada es verdad, ni mentira,

Todo es según el color

del cristal con que se mira.


Ramón de Campoamor

Acabar


martes, 21 de agosto de 2007

Blas de Lezo, héroe de Cartagena

Gigante vegetal

El árbol más alto conocido, una secuoya, bautizado como Hiparión (nombre de un titán de la mitología griega) despliega su rama más alta a 115,50 metros del suelo del bosque.
Hiparión fue hallado en una pendiente y no en terreno llano, donde las secuoyas suelen crecer mejor, secuoyas incluso mayores pudieron ser taladas en los terrenos llanos de las proximidades. Sin embargo, la inclinación puede haberlo protegido del viento y haberlo hecho relativamente inaccesible a los leñadores.
Actualmente son los turistas más que los leñadores quienes, sin querer, podrían dañar a Hiparión al comprimir el suelo en su base. Por este motivo, la localización del mismo, se mantiene en secreto.

lunes, 20 de agosto de 2007

Los Monty Python

Monty Python fue un grupo británico de humoristas que sintetizó en clave de humor la idiosincrasia británica de los años 60 y 70. Lograron la fama gracias a su serie para la televisión inglesa Monty Python's Flying Circus (El Circo Ambulante de Monty Pythón) emitido por vez primera en octubre de 1969 y en el cual solían entrevistar a personajes de relieve y acercarse a las noticias de actualidad, siempre con un tono desenfadado y en clave de humor. Así mismo, hacían parodias de hechos y personajes públicos con un sentido del humor absolutamente surrealista y basado en el absurdo.
El grupo estaba compuesto por: Graham Chapman, Eric Idle, Terry Gilliam, Terry Jones, John Cleese, Michael Palin.
Los Monty Python dieron nombre (sin su conocimiento, al parecer) al lenguaje de programación Python. Muchos de los ejemplos de uso de Python y nombres de sus componentes se basan en obras de este grupo. Su influencia en el mundo de la informática también puede encontrarse en la palabra spam, derivada de uno de sus sketchs.
En 1974, su segundo largometraje, Los caballeros de la mesa cuadrada y sus locos seguidores, obtuvo el aplauso incondicional de público y crítica. A dicha película siguieron, en 1979, La vida de Brian, considerada una de las cumbres del cine de humor, y, en 1983, El sentido de la vida, que no gozó del mismo éxito que sus predecesoras y tras la cual el grupo se disolvió.

Alemania Vs Grecia - Monty Python

Dr. Charcot e hijo

Jean Martin Charcot (1825-1893). Neurólogo francés considerado el padre de la neurología clínica. Nacido en París, estudió en la universidad de esta ciudad. En 1856 fue nombrado médico del Negociado Central de Hospitales. En 1860 fue nombrado catedrático de anatomía patológica en la Universidad de París. Dos años más tarde se incorporó al equipo del hospital de la Salpêtrière y abrió la clínica más prestigiosa de su época. Se especializó en el estudio de la histeria, la ataxia locomotriz, la hipnosis y la afasia. La esclerosis cerebroespinal recibe el nombre de enfermedad de Charcot en su honor.
Es el precursor de la psicopatología. Consiguió atraer a discípulos y científicos de todo el mundo, siendo el más famoso Sigmund Freud.


Charcot nos dejó el recuerdo de un personaje de cultura amplísima, médica y artística, excelente dibujante, que supo aplicar a la caricatura sus dotes de observador, gran viajero, llamado a consulta hasta en la corte de Rusia, gracias a su fama de clínico y de taumaturgo, pero cuyo carácter autoritario y tormentoso no toleraba la menor contradicción. Tuvo dos hijos: una mujer, Jeanne, nacida en 1865, y un varón, Jean-Baptiste Charcot nacido en 1867, quien, luego de haber terminado la carrera de medicina para complacer a su padre, del que fue además interno, realizó después una carrera de explorador, antes de morir el 15 de septiembre de 1936 frente a la costa de Reykiavik, a bordo del Pourquoi-Pas?

domingo, 19 de agosto de 2007

Los confines de la Tierra

Con una temperatura mínima histórica de -89,3ºC y rachas de vientos litorales de más de 290 Km/h, la Antártida es el continente más frío y más ventoso de la Tierra.
Tanto en el Polo Norte como en el Polo Sur, en verano no se pone el sol y a los exploradores polares les resulta difícil distinguir entre el día y la noche.
Bajo el Polo Norte geográfico no hay tierra, sólo la capa de hielo continental: una masa de hielo que flota en el océano Ártico.
Erling Kagge fue el primero en conquistar los tres “polos”. Llegó al Polo Sur, solo y a pie, en 50 días; alcanzó el Polo Norte en esquís y después escaló el “tercer Polo”, El Monte Everest.
El 3 de febrero de 2006, Rune Gjeldness completó el Gran Slam de la conquista polar. Cruzó la Antártida, solo y con esquís, desde la Tierra de la Reina Maud hasta la Tierra Victoria, pasando por el Polo Sur. Después de atravesar 4804 Km de los paisajes más inhóspitos del planeta, se convirtió en el primer explorador en cruzar Groenlandia a lo largo, además de la capa de hielo continental del Polo Norte y de la Antártida, todo ello con esquís y sin ayuda externa.
En la Antártica se encuentra la capa de hielo más espesa de la Tierra, con un grosor de casi 5 Km.

El proyecto "GLACKMA" consiste en instalar estaciones de medida en los glaciares de los hemisferios Norte y Sur que miden cada hora la descarga glaciar: cómo se van derritiendo los casquetes a medida que les afectan los cambios en el clima y la atmósfera.En los tres años que ha durado la primera fase de la investigación se han instalado cuatro estaciones, de las que dos están en casquetes glaciares del Hemisferio Norte (Artico Noruego e Islandia) y dos en casquetes del Sur (Antártida Insular y Patagonia Chilena).Gracias a las medidas que han registrado hasta ahora se ha podido saber que la descarga glaciar aumenta exponencialmente cada año, y que cualquier variación en la temperatura ambiente conlleva una respuesta inmediata en el deshielo de los glaciares.
También se ha averiguado que a la misma latitud, la descarga glaciar es cuatro veces mayor en el Artico que en la Antártida, aunque en esta última se ha duplicado el deshielo en los últimos trece años.

Sol y luna

Fotografía del Polo Norte

Davy

A sir Humphry Davy (1778-1829) se le considera el fundador de la electroquímica, junto con Volta y Faraday. Contribuyó a identificar experimentalmente por primera vez varios elementos químicos mediante la electrólisis, y estudió la energía involucrada en el proceso.
Cuando tenía diecinueve años,leyó el "Tratado elemental" de Lavoisier y eso le condujo a amar la química durante toda su vida. Casi inmediatamente, sin haber recibido ningún tipo de adiestramiento formal en química, comenzó a verificar las teorías de Lavoisier con instrumentos que se fabricó él mismo. Entre los muchos experimentos que desarrolló durante este período se puede citar uno en el que puso de manifiesto que las plantas absorben dióxido de carbono en presencia de la luz y liberan oxígeno. A pesar de su juventud tuvo la suficiente confianza en sí mismo para cuestionar las ideas establecidas, incluidas las de Lavoisier.
Sus aislamientos del Potasio, el Sodio, el Bario, el Estroncio, el Calcio y el Magnesio hicieron que la sociedad londinense entrara en un frenesí de adoración al héroe. El entusiasmo por sus conferencias era tal, que las entradas eran vendidas por más de 20 libras, más de 1400 euros hoy día. Acabó sus días rico y famoso, presidiendo la Royal Society, y considerado como un tesoro nacional. Sólo una cosa estropeaba su felicidad: los celos contra Michael Faraday, que fue su mayor descubrimiento y su sucesor en la Institución Real.
En 1810 demuestra que el cloro es un elemento químico y le da ese nombre debido a su color amarillo verdoso. Junto a W.T. Brande consigue ailar al litio de sus sales mediante electrólisis del óxido de litio (1818).
Creó una lámpara de seguridad que llevó su nombre para las minas y fue pionero en el control de la corrosión mediante la protección catódica.
En 1812, agotado por el exceso de trabajo y, casi con certeza, padeciendo un envenenamiento químico debido a su hábito de probar y oler todas las sustancias con las que trabajaba (e, incluso, de respirar grandes cantidad de gases), Davy tenía una gran necesidad de descanso. Dimitió de su puesto en la Royal Society, se casó con una rica viuda escocesa y emprendió una larga gira por Europa llevando como ayudante a Michael Faraday. En su viaje mantuvo discusiones con muchos científicos famosos, realizó diversas observaciones geológicas y biológicas y prosiguió sus experimentos químicos y físicos. Davy aplicó sus capacidades a la resolución de muchos problemas prácticos.
Davy fue amigo de Wordsworth, Southey y, especialmente, de Coleridge, quien asistía siempre a sus conferencias. El propio Davy escribió algunos poemas y vivió en una época en la que ciencia y poesía se consideraban empresas igualmente creativas, modelos complementarios para la exploración de la naturaleza.
De él se ha afirmado, tal vez injustamente, que, a pesar de sus muchos logros, su principal descubrimiento fue Michael Faraday.

sábado, 18 de agosto de 2007

viernes, 17 de agosto de 2007

Mejor que arder

Era alta, fuerte, con mucho cabello. La madre Clara tenía bozo oscuro y ojos profundos, negros.
Había entrado en el convento por imposición de la familia: querían verla amparada en el seno de Dios. Obedeció.
Cumplía sus obligaciones sin reclamar. Las obligaciones eran muchas. Y estaban los rezos. Rezaba con fervor.
Y se confesaba todos los días. Todos los días recibía la hostia blanca que se deshacía en la boca.
Pero empezó a cansarse de vivir sólo entre mujeres. Mujeres, mujeres, mujeres. Escogió a una amiga como confidente. Le dijo que no aguantaba más. La amiga le aconsejó:
-Mortifica el cuerpo.
Comenzó a dormir en la losa fría. Y se fustigaba con el cilicio. De nada servía. Le daban fuertes gripas, quedaba toda arañada.
Se confesó con el padre. Él le mandó que siguiera mortificándose. Ella continuó.
Pero a la hora en que el padre le tocaba la boca para darle la hostia se tenía que controlar para no morder la mano del padre. Éste percibía, pero nada decía. Había entre ambos un pacto mudo. Ambos se mortificaban.
No podía ver más el cuerpo casi desnudo de Cristo.
La madre Clara era hija de portugueses y, secretamente, se rasuraba las piernas velludas. Si supieran, ay de ella. Le contó al padre. Se quedó pálido. Imaginó que sus piernas debían ser fuertes, bien torneadas.
Un día, a la hora de almuerzo, empezó a llorar. No le explicó la razón a nadie. Ni ella sabía por qué lloraba.
Y de ahí en adelante vivía llorando. A pesar de comer poco, engordaba. Y tenía ojeras moradas. Su voz, cuando cantaba en la iglesia, era de contralto. Hasta que le dijo al padre en el confesionario:
-¡No aguanto más, juro que ya no aguanto más!
Él le dijo meditativo:
-Es mejor no casarse. Pero es mejor casarse que arder.
Pidió una audiencia con la superiora. La superiora la reprendió ferozmente. Pero la madre Clara se mantuvo firme: quería salirse del convento, quería encontrar a un hombre, quería casarse. La superiora le pidió que esperara un año más. Respondió que no podía, que tenía que ser ya.
Arregló su pequeño equipaje y salió. Se fue a vivir a un internado para señoritas.
Sus cabellos negros crecían en abundancia. Y parecía etérea, soñadora. Pagaba la pensión con el dinero que su familia le mandaba. La familia no se hacía el ánimo. Pero no podían dejarla morir de hambre.
Ella misma se hacía sus vestiditos de tela barata, en una máquina de coser que una joven del internado le prestaba. Los vestidos los usaba de manga larga, sin escote, debajo de la rodilla.
Y nada sucedía. Rezaba mucho para que algo bueno le sucediera. En forma de hombre.
Y sucedió realmente.
Fue a un bar a comprar una botella de agua. El dueño era un guapo portugués a quien le encantaron los modales discretos de Clara. No quiso que ella pagara el agua. Ella se sonrojó.
Pero volvió al día siguiente para comprar cocada. Tampoco pagó. El portugués, cuyo nombre era Antonio, se armó de valor y la invitó a ir al cine con él. Ella se rehusó.
Al día siguiente volvió para tomar un cafecito. Antonio le prometió que no la tocaría si iban al cine juntos. Aceptó.
Fueron a ver una película y no pusieron la más mínima atención. Durante la película estaban tomados de la mano.
Empezaron a encontrarse para dar largos paseos. Ella con sus cabellos negros. Él, de traje y corbata.
Entonces una noche él le dijo:
-Soy rico, el bar deja bastante dinero para podernos casar ¿Quieres?
-Sí -le respondió grave.
Se casaron por la iglesia y por lo civil. En la iglesia el que los casó fue el padre, quien le había dicho que era mejor casarse que arder. Pasaron la luna de miel en Lisboa. Antonio dejó el bar en manos del hermano.
Ella regresó embarazada, satisfecha y alegre. Tuvieron cuatro hijos, todos hombres, todos con mucho cabello.

Clarice Lispector

antigrafitis

El botánico Wilhelm Barthlott, observó en una ocasión que el agua sobre las hojas de loto formaba minúsculas perlas líquidas, como si la planta se hubiese empañado primero en aceite. No quedaba el menor rastro de barro. La responsable de esta “autodepuración” resultó ser la microestructura de la capa superior de las hojas, compuesta de miles de minúsculos corpúsculos de cristal de cera que impedían que la suciedad se asentase. Barthlott patentó entonces lo que dio en llamar “efecto loto” para los materiales de plástico. Las ciudades más plagadas de grafitis mostraron gran interés por el invento, pues les permitía borrar con facilidad de las paredes las imágenes pintadas con aerosoles.

jueves, 16 de agosto de 2007

Busca triángulos



¿Cuantos triángulos hay en la figura?

La solución la hallarás en comentarios

Va de gallegos

    Dos gallegos, amigos de la infancia se encuentran:
    - ¿Y tú ahora, a qué te dedicas?
    - Pues tengo una granja con 10,000 palomas
    - ¿Mensajeras?
    - ¡No, no te exagero un carallo!

    Dos gallegos:
    - Sabes, al final encontré trabajo en Santiago
    - ¿De qué?
    - De Compostela

    - Íbamos yo y Manolo...
    - ¡No. Íbamos Manolo y yo!
    - ¡OK listo... yo no iba!

    Ring, ring...
    - ¿Si?
    - Doctor, doctor, mi mujer está a punto de dar a luz!
    - ¿Es su primer hijo?
    - No, soy su marido.

    - Manoliño, ¿por qué no regaste el jardín?
    - Porque está lloviendo a cántaros...
    - No seas vago, hombre, aquí tienes un paraguas.

Se muere el marido de una gallega y se acerca un amigo a la viuda:
- Lo siento
- No, déjalo mejor acostadiño.

Carta de una Madre Gallega a su Hijo

Querido hiju: Te escribu estas líneas pa’ que sepas que estoy viva.Te escribo lentamente porque sé que no sabes leer deprisa. Si recibes esta carta es porque te llegó, si no avísame y te la mando de nuevo. Tu padre consiguió un trabajo muy bueno; tiene 500 personas bajo su poder. Cuida el cementerio del pueblo. No vas a reconocer la casa cuando vengas, porque nos mudamos. La nueva casa tiene una lavadora que no funciona bien: la semana pasada puse cuatro camisas, tiré de la cadena y todavía no las he vuelto a ver.
A tu tía Grimanesa le pasa al revés que a mí: ella cuando toma café no puede dormir; en cambio yo, cuando duermo no puedo tomar café. Lamento decirte, hijo, que la semana pasada tu padrino se ahogó en la destilería en un tanque de brandy. Varios hombres trataron de salvarlo pero luchó valientemente contra ellos. Tardaron tres días en apagar el fuego cuando lo cremamos.
Hoy tu hermana Julita tuvo un hijo, pero como todavía no sé si es nena o nene, no sé si llamarte tía o tío. Quien hace mucho que no aparece es tu tío Venancio, que murió totalmente el año pasado. Tu hermano Juan cerró el coche con seguro y dejó las llaves dentro. Tuvo que volver a casa para buscar el duplicado y poder así sacarnos a todos. El clima no es tan malo; la semana pasada sólo llovió dos veces; la primera vez por tres días y la segunda por cuatro días.
La chaqueta que querías, tu tío Pepe dijo que si la mandábamos con los botones puestos, pesaría demasiado y el envío seria muy costoso,así que le quitamos los botones y los pusimos en el bolsillo. Todos te extrañamos mucho, pero mucho más desde que te fuiste. Tienes que escribirnos contándonos cómo te va con tu nueva novia extranjera; no sabes cómo nos pusimos de contentos cuando nos enteramos que estabas en cama con Hepatitis, ¿es acaso griega? Pues no nos lo aclaraste aún.
Esta carta te la mando por Juanelo, que va mañana por ahí. A propósito, ¿puedes buscarlo al aeropuerto?
Bueno, hijo, no escribo el remitente porque no sé la dirección nueva. La última familia gallega que vivió en esta casa se llevó los números para no tener que cambiar la dirección.
Tu madre que te ama; YO (Jesusa Loureiro de Mugueriños)
PD: Te iba a mandar cien pesetas, pero ya cerré el sobre.

Los tres básicos de la cocina

De los miles de plantas comestibles que le ofrece la naturaleza, el ser humano se limita a utilizar una cantidad sorprendentemente reducida. Más del 80% de la alimentación humana corresponde sólo a una docena de plantas de cultivo, que en la mayoría de los pueblos puede reducirse sencillamente a tres:
el trigo, una de las primeras en cultivarse (en Oriente Próximo, hace unos diez mil años),
el arroz, que empezó a cultivarse en China, y
el maíz, de origen centroamericano.
Las variedades de cultivo de estas tres plantas son genéticamente muy diversas: 3.000 tipos de trigo, 5.000 de arroz y 6.000 de maíz. Aun así, lo cierto es que la mayoría de los campesinos de los países desarrollados se limitan a sembrar unas pocas especies altamente rentables.
El trigo es la planta más importante del mundo y el alimento básico para 3,1 mil millones de seres humanos (54 %). Le siguen el arroz, del que se alimentan unos 2 mil millones (34 %) y el maíz con 0,7 mil millones (12%). A continuación vienen la patata, la cebada, la yuca, la batata y las judías de soja.

miércoles, 15 de agosto de 2007

El gran alquimista


Nicolás Flamel (Pontoise, ca. 1330 – París, ca. 1413) fue un escriba francés; aunque sin duda un personaje histórico, su vida real está extraordinariamente exagerada en las leyendas, que lo reputan como alquimista de suficiente habilidad para ejecutar las dos obras más complejas del arte alquímico: la transmutación de los metales en oro gracias a la elaboración de la piedra filosofal, y la inmortalidad.

Flamel se hizo alrededor de 1355 con un grimorio alquímico —diferentes versiones aseguran que lo recibió de un desconocido, que lo compró casi al azar o que le fue entregado por un ángel en sueños— que excedía con creces sus conocimientos, y empleó 21 años en intentar descifrarlo. Fue el Maestro Canches, quien identificó la obra como el Aesch Mezareph de Rabí Abraham, y enseñó a Flamel el lenguaje y simbolismo de su interpretación.


Habiendo dominado los secretos del texto, Flamel regresó a París, donde en 1383 logró por primera vez transmutar el mercurio, el cobre y luego el plomo en oro. Gracias a la riqueza que acumuló de este modo, se convirtió en un filántropo, haciendo grandes donaciones a hospitales e iglesias. En 1407 se hizo construir una casa, aún en pie, en el actual 51, rue de Montmorency. Se asegura que durante esos años elaboró también una tintura, gracias a la cual él y su mujer, Perenelle, obtuvieron la inmortalidad.


El rey Carlos VI de Francia le contrató para suministrar oro a la reserva monetaria del reino, algo que no sólo no puso nervioso al gran Flamel, sino que aceptó encantado.

El libro de las figuras jeroglíficas de Nicolás Flamel

Un viajero del siglo XVII, llamado Paúl Lucas, informa sobre un viaje al Asia Menor, de cuya crónica extraemos el siguiente pasaje: “En Burnus-Bachi sostuve una conversación con el ‘devis’ de los uzbecos sobre una filosofía hermética. Este levantino me dijo que los verdaderos filósofos poseían el secreto para prolongar mil años su existencia y preservarse de todas las enfermedades. Por último, yo le hablé del ilustre Flamel y le hice observar que el hombre había muerto a despecho de la piedra filosofal. Apenas cité este nombre, se echó a reír de mi simplicidad. Como quiera que yo le había dado crédito a cuanto había dicho, me asombró extraordinariamente su actitud dubitativa ante mis palabras. Al advertir mi sorpresa me preguntó con el mismo tono, si era tan ingenuo como para creer que Flamel hubiese muerto. Y agregó:
“— No, no. Usted se equivoca. Flamel vive todavía; ni él ni su mujer saben aún lo que es la muerte. Hace tres años escasos los dejé a ambos en la India; es uno de mis mejores amigos.”

La publicación de este libro emocionó a muchos curiosos. Todo esto llevó a que buscaran los féretros de Nicolás Flamel y su esposa y los desenterraran. Cuando lo hicieron, encontraron los féretros estaban vacíos.

Hay otros testigos y relatos, muy numerosos, que dan fe de la supervivencia de Flamel. Es bien curioso que todos ellos concuerden en un punto: el filósofo y su esposa se retiraron a la India cuando él se reunió con Perrenelle en Suiza, adonde ella le había precedido tras su “muerte”, para hacer los preparativos del gran viaje.

martes, 14 de agosto de 2007

Forlorn

Echar la siesta


Aunque su origen ha sido atribuido a los españoles, la siesta está muy extendida por Latinoamérica, Grecia, Norte de África, India, China, Filipinas y, desde hace unos años se ha hecho fuerte en EE.UU., algunos países del norte de Europa y Japón. Cela, Einstein o Churchill fueron algunos de sus más fervientes defensores.
Al parecer el origen del concepto se impuso por el respeto que merece la "regla de San Benito" , abad de Nursia, en la región de Umbría (Italia), que rezaba lo siguiente:
Desde Pascua hasta las Calendas de octubre, al salir del oficio de prima, trabajarán por la mañana en lo que sea necesario hasta la hora cuarta. Desde la hora cuarta hasta el oficio de sexta se dedicarán a la lectura. Después de sexta, al levantarse de la mesa, descansarán, en sus lechos con un silencio absoluto.
La norma de guardar reposo y silencio después de la "sexta hora", que a su vez proviene de la hora sexta latina, es decir, del mediodía, que es la hora de más calor, teniendo en cuenta que el día de los romanos contaba con doce horas (igual que la noche) lo que hace que la primera hora del día era la séptima de nuestro sistema de veinticuatro horas. Ahí tuvo su origen la palabra "sextear" o "guardar la sexta", que después se deformó en el popular "sestear" o "guardar la siesta".
Hace unos años, un estudio realizado en Grecia a más de 25.000 personas de ambos sexos entre 20 y 86 años, arrojó datos tan interesantes como éstos: el riesgo de morir de un ataque al corazón se reduce en un 34% en las personas que duermen siesta y es especialmente buena para hombres que trabajan, en los que este riesgo se puede minimizar hasta en un 64%. Lo que queda avalado por el hecho de que la incidencia de enfermedades cardíacas es menor en los países donde existe la costumbre de echar un sueñecito a la hora del café.

Isla Maui

Desde la Edad de Piedra, las persecuciones han sido una de las causas más importantes de la extinción de las especies, pero no la única. Muchos animales han sido exterminados involuntariamente por el hombre, que no pudo o no supo evaluar las consecuencias de sus actos.
Los marineros del Wellington, por ejemplo, no tenían malas intenciones cuando en 1826 atracaron en la isla Maui. Su viaje los llevaba desde México hasta Hawai, y al pasar junto a isla Maui decidieron detenerse para recoger agua fresca. Pero antes de llenar sus barriles en los riachuelos, vaciaron el agua que aún llevaban; habían de influir así, sin saberlo, en el destino de las aves del lugar. No se supo hasta mucho después. Hacia 1900 murieron (en principio sin ningún motivo) muchas de las especies que vivían en el archipiélago hawaiano, entre ellas las especies de aves más llamativas. Se tardó mucho tiempo en resolver el misterio de su desaparición, que resultó ser consecuencia de un tipo de malaria. Los transmisores de esta enfermedad tropical hasta el momento desconocida en los mares del sur fueron los mosquitos centroamericanos que se colaron como polizontes en el agua de aquellos marineros mexicanos que atracaron el la isla Maui.

lunes, 13 de agosto de 2007

El viejo y la muerte

Entre montes, por áspero camino,
Tropezando con una y otra peña,
Iba un Viejo cargado con su leña,
Maldiciendo su mísero destino.
Al fin cayó, y viéndose de suerte
Que apenas levantarse ya podía,
Llamaba con colérica porfía
Una, dos, tres veces a la Muerte.
Armada de guadaña, en esqueleto,
La Parca se le ofrece en aquel punto,
Pero el Viejo, temiendo ser difunto,
Lleno más de terror que de respeto,
Trémulo la decía y balbuciente:
«Yo… señora… os llamé desesperado,
pero… --Acaba, ¿qué quieres, desdichado?
--que me cargues la leña solamente».
Tenga paciencia quien se cree infelice;
Que aún en la situación más lamentable
Es la vida del hombre siempre amable;
El Viejo de la leña nos lo dice.

Félix Mª de Samaniego

El gato

Hoy día, el gato, es un animal de compañía muy aprecido, pero no siempre fue así. Se le empezo a reivindicar el el Siglo XVII por la belleza de su porte y por su utilidad, ya era muy útil como exterminador de ratas y ratones, principales causantes de plagas y epidemias en una época propensa a las pestes. También fue muy apreciado en el antiguo Egipto, donde se comenzo a domesticar hacia el año 3000 a. de C., e incluso se le llegó a incluir en la simbología religiosa de entonces; estaba considerado la reencarnación de los dioses en el momento de comunicar su voluntad a los hombre. A tanto llegó la adoración por estos animales que se les momificaba para permitir la supervivencia de sus almas.. En la ciudad de Bubastis, en 1890, fueron halladas varias necrópolis con más de 300.000 momias de gatos. Esta antigua ciudad en el delta del Nilo era el centro de un gran santuario erigido en honor de la diosa Bastet, diosa egipcia del amor y la fertilidad, a la que representaban en forma de gato, sentada con serenidad y rodeada o amamantando a muchos gatitos. Sin embargo en Europa y durnte la Edad Media, La Iglesia Católoca alentó la creencia de que los gatos eran animales demoníacos, y emprendió una autentica persecución contra ellos. En las hogueras de la noche de San Juan se extendió la costumbre de quemar gatos como un acto de purificción. Tal fue el aniquilamiento a que fue sometida esta especie que a finales del s. XV estaban prácticamente extinguidos en Europa, lo que propició que las ratas camparan a sus anchas durante la terrible epidemia de peste bubónica o peste negra que asoló el continente a partir de 1348 y que causó una enorme mortandad en la población.

María Pita

María Mayor Fernández de Cámara y Pita (Sigrás, 1565 – 1643), conocida como María Pita, fue una heroína de la defensa de La Coruña contra la Armada Inglesa. Corría el año 1589. Sir Francis Drake, corsario de la marina británica, asedia A Coruña como castigo por su apoyo a la "Armada Invencible", enviada un año antes por el Rey español contra Inglaterra.
El 4 de mayo de 1589 las tropas inglesas, habiendo cercado la ciudad, abrieron una brecha en la muralla y comenzaron el asalto de la ciudad vieja, dirigido por un alférez que, bandera en mano, logró subir a la parte más alta de la muralla. Es entonces cuando María Pita, adelantándose con una pica, derriba y mata al alférez inglés arrebatándole su bandera, y al grito de Quien tenga honra, que me siga, desmoralizó a la tropa inglesa y provocó su retirada, de nada más y nada menos que 20.000 soldados. Una vez acabada la batalla, ayudó a recoger los cadáveres y a cuidar los heridos. Junto con María Pita, otras mujeres de Coruña ayudaron a defender la ciudad; está documentado el caso de Inés de Ben, que fue herida por dos balas inglesas en la batalla.
Estuvo casada cuatro veces y tuvo cuatro hijos. Al enviudar por última vez, el rey Felipe II le concedió una pensión que equivalía al sueldo de un alférez más cinco escudos mensuales y le concedió un permiso de exportación de mulas de España a Portugal.

sábado, 11 de agosto de 2007

Tonight, Tonight - The Smashing Pumpkins

Persecuta

Como en tantas y tantas de sus pesadillas, empezó a huír, despavorido. Las botas de sus perseguidores sonaban y resonaban sobre las hojas secas. Las omnipotentes zancadas se acercaban a un ritmo enloquecido y enloquecedor. Hasta no hace mucho, siempre que entraba en una pesadilla, su salvación había consistido en despertar, pero a esta altura los perseguidores habían aprendido esa estratagema y ya no se dejaban sorprender. Sin embargo esta vez volvió a sorpenderlos. Precisamente en el instante en que los sabuesos creyeron que iba a despertar, él, sencillamente, soñó que se dormía.
Mario Benedetti

viernes, 10 de agosto de 2007

Frases geniales de J.L. Alvite

  • La primera vez me casé por la iglesia; la segunda, por lo civil; si hay una tercera ocasión, será más realista que me case por lo penal.

  • El amor eterno es aquel cuyo fracaso se recuerda siempre.

  • Una mujer deja de interesarte cuando te olvidas de intuir su desnudo y empiezas a imaginar su autopsia.

  • Creo que salir con mujeres buenas sólo perjudicaría mi mala reputación.

  • El matrimonio es el estado ideal para los amantes del divorcio.

  • Casarse es la única manera de practicar el adulterio.

  • La sinceridad consiste en contar siempre la misma mentira.

  • Tarde o temprano comprendes que la mejor cualidad de un hombre suele ser una mujer.

  • Toda la vida he soñado con una mujer como usted con la esperanza de no encontrarla.

  • Arruinará tu vida una de esas mujeres que tienen el vicio de no pecar.

  • A mi lado únicamente conseguirá usted labrarse un pasado.

Morir de risa


El primer registro de la expresión documentado data de 1596.


  • Se cree que el mitológico profeta griego Calcante murió de risa cuando al llegar el día en que estaba predicha su muerte la profecía no parecía cumplirse.

  • En el siglo III adC el filósofo griego Crisipo murió de risa luego de darle de beber vino a su burro, y ver como la bestia intentaba alimentarse con unos higos.

  • Según algunas fuentes el rey de Burma Nandabayin, en 1599 «se rió hasta morir cuando un mercader italiano que estaba de visita en Burma, le explicó que Venecia era un estado libre que no tenía rey».

  • Se dice que en 1660, el aristócrata escocés Thomas Urquhart, primer traductor de Rabelais al inglés, murió de risa al enterarse que Carlos II de Inglaterra había ascendido al trono.

  • En 1782, la señora Fitzherbert sufrió un ataque de risa mientras presenciaba la obra The Beggar's Opera. Cuando Charles Bannister apareció en escena como Peachum, ella tuvo un ataque de risa incontrolable tan fuerte que la tuvieron que sacar del teatro. Continuó riéndose en forma continua durante toda la noche y falleció al día siguiente por la mañana.

  • El fenómeno también está registrado en el libro titulado Crazy History donde un adivinador celta había predicho la hora de su muerte. Al igual que en el caso de Calcante, al llegar la hora anunciada y comprobar el adivinador todavía continuaba vivo, se comenzó a reír en forma histérica, eventualmente muriendo de un ataque cardíaco o por asfixia.

Errores no sólo médicos

La discoteca

Tres parejas van a la discoteca. Una chica vestía de rojo, otra, de verde, y la tercera, de azul. Sus acompañantes vestían también de estos mismos colores. El chico de rojo estaba bailando con la chica de verde. y le dice:
-Ninguno de nosotros tiene pareja vestida de su mismo color.
¿De qué color viste el compañero de baile de la chica de rojo?

Padre de la Historia

El griego Heródoto que vivió entre el 484 y el 425 a. de C. es considerado hoy día como el padre de la Historiografía. Narró la historia de todos los pueblos de la Antigüedad, concibiendo la historia como investigación y búsqueda, y dando cuenta de numerosas leyendas y costumbres de los lidios, medas, egipicios, escitas, asirios y persas, por cuyos paises viajó recopilando información para los nueve libros en que se dividiría su obra dedicados a las nueve musas (Clío, Euterpe, Talía, Melpómene, Terpsícore, Erato, Polimnia, Urania y Calíope), titulada Historias. En los dos últimos se narra con objetividad y precisión las Guerras Médicas entre Grecia y Persia a principios del siglo V a. de C.
Sorprende descubrir en estos libros, por ejemplo, la vigencia que tiene la descripción que hace de las tres pirámides de Gizeh, ya entonces un atractivo turístico para un griego que visita Egipto, pues en aquel tiempo ya tenían dos mil años de Antigüedad.
Tanto las críticas antiguas como las modernas han rendido homenaje a la grandiosidad de su estilo y su franqueza, lucidez y a su delicioso estilo anecdótico.

jueves, 9 de agosto de 2007

A veces, ocurre


Los 7 Hábitos


Un Hábito es un principio que se internaliza.
Efectividad es crear el clima donde cada quien hace lo que debe hacer,
con alegría y dedicación, sin necesidad de supervisión externa.

Hábito 1º: Sea Proactivo
Hábito 2º: Comience con el final en mente
Hábito 3º: Ponga Lo Primero, Primero
· El cuadrante 1: Es lo importante y también urgente. Normalmente los llamamos problemas, crisis, y deben ser atendidos o Ud. no sobrevive.
· El Cuadrante 2: Es lo importante pero no urgente; está relacionado con su misión, su rol, sus metas; pero sin tener ese sentido de Ya!.
· El Cuadrante 3: Es urgente pero no importante. Es presionante, está próximo, es ese teléfono sonando, ese correo sin responder.
· El Cuadrante 4: Ni urgente ni importante: Mucho tiempo perdido, interrupciones que consumen todo el día, que le dejan esa sensación de que "estuve ocupado todo el día y no hice nada".

Hábito 4º: Piense Ganar/Ganar (es balancear coraje y consideración, es el equilibrio entre el respeto por nosotros y el respeto por los demás. Es la esencia de la interacción humana).
GANO/GANAS= Alto Coraje y Alta Consideración

PIERDO/GANAS= Bajo Coraje y Alta Consideración

GANO/PIERDES= Alto Coraje y Baja Consideración

PIERDO/PIERDES= Bajo Coraje y Baja Consideración

Hábito 5º: Busque Comprender Primero y ser Comprendido, Después
Hábito 6º: Sinergia (se alcanza cuando dos partes en disputa utilizan su capacidad creativa para buscar una solución mejor que las propuestas por cada uno individualmente).
Hábito 7º: Amolando el Serrucho (es preservar y mejorar su activo más importante: su yo mental, físico, espiritual y emocional).
Ejercicio Físico:
Aerobics y estirar los músculos, calistenia.
Mejorar su sistema cardiovascular y
respiratorio y el procesamiento de oxígeno,
que es donde reside la energía. Cultivar un
hábito sostenido de 30 minutos un día sí y
otro no; aumenta su vitalidad. Es la clave
para la energía
Ejercicio Social y Emocional:
Comprenden los hábitos 4, 5, y 6. Dígase a
Ud. mismo, voy a acometer esta relación
con una actitud de ganar/ganar. Primero
trataré de comprender, luego ser
comprendido y buscaré soluciones creativas
que sean mejores a las planteadas.
Ejercicio Mental:
Planificación en su mente, que su vida esté
alineada con su misión su rol y sus metas,
Tener la fuerza mental de evitar
distracciones que lo alejen de sus metas y
que lo puedan llevar a perseguir asuntos
menos prioritarios.
Ejercicio Espiritual:
Renovar su compromiso con su sistema de
valores, congruente con su filosofía
personal. Algunos leen, otros meditan, pero
todo debe basarse en temas claves y
fundamentales (proveer liderazgo hábito No
2, y mantenerse con ello, hábito No 3)

miércoles, 8 de agosto de 2007

Era digital

  • Mi nombre era David pero parecía muy anticuado. Por eso lo he abreviado a DVD.
  • Necesito que mi marido me haga caso. ¿Tendrás algo con olor a ordenador?
  • Pregunté a mi papá de donde vienen los niños y me dijo que las personas los bajan de internet …
  • Perdón por el olor. Tengo todas mis contraseñas tatuadas entre los dedos de los pies…
  • Hola, Bob! Soy tu padre de nuevo… Tengo otra pregunta acerca de mi nuevo ordenador. ¿Puedo grabar una película de la TV por cable y después enviarla por fax desde mi videograbadora a mi disco de CDRom y desde ahí mandarla por e-mail al móvil de mi hermano para que él pueda hacer una copia en la grabadora de su vecino?
  • Tu bebé se está desarrollando muy bien.
    ¿Te gustaría enviarle un e-mail?
  • Querido Andy, ¿qué tal te ha ido? Tu mamá y yo estamos bien. Te echamos mucho de menos. Por favor, apaga el ordenador y baja a comer algo.
    Con amor, tus papás.
  • No, no es un parche de nicotina. Es un CD Rom. Estoy intentando dejar el ordenador ...
  • Su radiografía mostraba una costilla rota pero nosotros ya se lo hemos arreglado con Photoshop ...

Esposas aéreas

Para evitar secuestros aéreos, un inventor de Singapur, Sir Klheom Kwan, propuso en 1976 que a cada pasajero se le colocará en las manos un dispositivo que él había inventado: se trataba de una bola que ocupaba la palma de la mano y estaba atada a la muñeca por dos cuerdas. El pasajero no podía quitársela, ni panipular cuchillos, armas de fuego o granadas, pero podía comer y beber. El invento no fue adoptado por ninguna compañía aérea.

15 días en agosto

martes, 7 de agosto de 2007

Pitiwe

Entre los mapuche corre una extraña leyenda, la del Pájaro Pitiwe (su nombre científico es Colaptus pitius), un ave de curiosas costumbres. Aukanaw, notable antropólogo argentino de origen mapuche, cuenta que en su territorio habita un pájaro carpintero que guarda un profundo secreto. "Secreto que celosamente comparte con los renil (sabios y sacerdotes mapuche): la planta que disuelve la piedra y el hierro" .
Los mapuche dicen que el Pitiwe es un pájaro muy inteligente pero también muy discreto en torno a su relación con cierta hierba que sólo él conoce y cuyas propiedades han intrigado a la arqueología desde hace mucho tiempo.
Si una piedra le obstruye a un Pitiwe la entrada a su nido, que ha construido en el interior del tronco de un árbol o un hueco en una pared rocosa, éste irá a buscar una hierba y con ella frotará y destruirá la piedra disolviéndola con los jugos de la planta.
Por eso amigo si quieres saber más sobre esta hierba, y si tus oídos están preparados para escuchar la voz de la Ñuke Mapu (Madre Tierra), no dudes en preguntarle a su guardián, el sabio pájaro Pitiwe, y él sabrá responderte con su acostumbrada claridad:

¡Pitiwe! ¡Pitiwe!"

Piedras de plastilina

Fortaleza inca de sacsahuaman en Perú

Según cuentan las viejas leyendas incas, los dioses otorgaron a los Incas dos plantas con las que podrían construir aquellos enormes templos. La primera de ellas era la planta de la Coca que les proporcionaría mucha mas fuerza y vitalidad para ejecutar las arduas labores de edificación y otra planta, llamada Jotcha, de increíbles propiedades, que permitía reblandecer la piedra dejándolas a modo de una sustancia pastosa y moldeable.
En junio de 1967, el padre Jorge Lira, un sacerdote católico peruano y uno de los más prestigiosos expertos en folklore andino, consiguió con éxito plastificar roca mezclando una formula de Jotcha con otras plantas. Lamentablemente jamás consiguió descubrir el método para efectuar un posterior endurecimiento de la mezcla.
El doctor Joseph Davidovits, profesor de la Universidad de Toronto, junto a la doctora Margie Morris, de la Universidad de Minnesota, pusieron de manifiesto lo que revelaban los análisis químicos y microscópicos efectuados en rocas de la meseta de Gizéh. Junto a los detallados informes publicaron varias fotografías en las que puede apreciarse la presencia de pelos, uñas, fibras textiles y burbujas de aire en la estructura de las rocas calizas de la Gran Pirámide.
El Dr. Klemm, experto en petrografía, avanzó los resultados de sus análisis sobre piedras de la Gran Pirámide. De las 20 muestras estudiadas no encontró dos que tuvieran la misma consistencia homogénea. También constató que las rocas de la pirámide contenían un porcentaje de humedad superior al que presenta la piedra natural. Su conclusión fue evidente: los bloques no eran naturales, sino artificiales…
La Estela del Hambre (Famine Stele), hallada por Charles Wilbour en 1889 en la isla de Sehel, a tres kilómetros de Assuán. fue traducida por primera vez en 1891 por Karl Brugsch y, debido a lo extraño de su contenido, la operación se ha venido repitiendo en numerosas ocasiones, la última de ellas en 1953 por Paul Barguet. enumera cerca de 650 tipos distintos de minerales con los que conseguir la fórmula. Y entre las columnas 18 y 20 se narra el sueño del faraón Zoser para erigir su pirámide siguiendo las instrucciones del dios Jnum.
¿Será alguien capaz de resucitar aquella técnica perdida?, difícil de decir es, pero lo que si es cierto, es que la patente de la formulación para hacer semejante operación tiene que proporcionar al descubridor una acomodada vida para el resto de sus días, así como cambiar con seguridad todo el método de edificación que existe en la actualidad, permitiendo efectuar las grandes obras de ingeniería mas eficazmente y lo mas importante, asegurar que su durabilidad no se mida en decenas de años, sino en milenios.

Ya la reina Hatshepsut, cuya esfinge se conserva actualmente en Memphis, dejó escrito en el obelisco más grande del templo de Karnac que "las generaciones futuras se preguntaran sobre la técnica e izado de este gran monolito". ¡Cuanta razón llevaba!

lunes, 6 de agosto de 2007

Por los pelos

El dicho Salvarse por los pelos viene porque en la antigüedad los marineros cuando caían al agua generalmente eran agarrados y subidos de los pelos. Por esta razón solían dejarse el cabello lo más largo posible, el cual, al hundirse el cuerpo, quedaba flotando y era un excelente punto de agarre.

Los vimanas


En las páginas del RAMAYANA, el gran poema épico Hindú atribuido el poeta VALMIKI, se encuentran alusiones a asombrosos carros voladores y a extraños elementos a reacción que habrían sido utilizados en el curso de las guerras entre los reyes de la alta antigüedad asiática. En estos vehículos voladores las personas que se montaban en ellos podían volar hacia los cielos y dirigirse a las estrellas y a mundos lejanos, para luego retornar a la Tierra.
Con el nombre de Vimanas son conocidas, en los antiguos textos hindúes escritos en sánscrito, unas extrañas naves voladoras utilizadas por los dioses capaces de albergar una poderosa capacidad destructiva. Son muy numerosas las obras donde aparecen estos artefactos voladores: el “Drona Parva”, el “Ramayana”, el “Yajurveda”, el “Bhagavata Purana”, el “Srimad-Bhagavatam”…
En estos vehículos voladores, extraordinariamente descritos, las personas que se montaban en ellos podían volar hacia los cielos y dirigirse a las estrellas y a mundos lejanos, para luego retornar a la Tierra. Según estos textos, la propulsión se realizaba mediante mercurio, unido a técnicas vibratorias de determinados sonidos capaces de desencadenar poderosas energías y, tal y como se describe en el Vymaanica-Shaastra, los pilotos eran preparados para volar, para obtener imágenes en vuelo a los “carros voladores” enemigos, escuchar sus conversaciones y técnicas capaces de hacer perder el conocimiento a sus pilotos.
Estos vehículos de transporte de los dioses eran capaces de ascender verticalmente, alcanzaban increíbles velocidades y su radio de acción estaba determinado según los modelos.
Existen al menos cuatro tipos de vimanas (rukma, tripura, sakuna y sundara) según han descubierto los expertos en sánscrito que han traducido estos libros, y a su vez se dividen en 113 sub-modelos más.

domingo, 5 de agosto de 2007

El encanto

Ch´ienniang era la hija del señor Chang Yi, funcionario de Hunan. Tenía un primo llamado Wang Chu, que era un joven inteligente y apuesto. Habían crecido juntos y, como el señor Chang Yi quería mucho al muchacho, dijo que lo aceptaría de yerno. Ambos escucharon la promesa, y como estaban siempre juntos, el amor aumentó día a día. Ya no eran niños y llegaron a tener relaciones íntimas. Desgraciadamente, el padre no lo advirtió. Un día un joven funcionario le pidió la mano de su hija y el señor Chang Yi , olvidando su antigua promesa, consintió.
Ch´ienniang, debiendo elegir entre el amor y el respeto que le debía a su padre, estuvo a punto de morir de pena, y el joven estaba tan despechado que decidió abandonar el país para no ver a su novia casada con otro. Inventó un pretexto y le comunicó a su tío que debía marchar a la capital. Como el tío no logró disuadirlo, le dio dinero, regalos, y le ofreció una fiesta de despedida. Wang Chu, desesperado, pasó cavilando todo el tiempo de la fiesta, diciéndose que era mejor partir y no empeñarse en un amor imposible.
Wang Chu se embarcó una tarde y había navegado unas millas cuando cayó la noche. Le dijo al marinero que amarrara la embarcación y que descansaran, pero por más que se esforzó no pudo conciliar el sueño. Hacia la medianoche, oyó pasos que se acercaban. Se incorporó y preguntó:
-¿Quién anda ahí, a estas horas de la noche?
-Soy yo, soy Ch´ienniang.
Sorprendido y feliz, Wang Chu la hizo entrar a la embarcación. Ella le dijo que el padre había sido injusto con él y que no podía resignarse a la separación. También ella había temido que Wang Chu, en su desesperación, se viera arrastrado al suicidio. Por eso había desafiado la cólera de los padres y la reprobación de la gente y había venido para seguirlo a donde fuera. Ambos, muy dichosos, prosiguieron el viaje a Szechuen.
Pasaron cinco años de felicidad y ella le dio dos hijos. Pero no llegaban noticias de la familia y Ch´ienniang pensaba cada vez más en su padre. Ésta era la única nube en su felicidad. Ignoraba si sus padres vivían o no, y una noche le confió a Wang Chu su pena.
-Eres una buena hija -dijo él- ya han pasado cinco años y se les debe de haber pasado el enojo. Volvamos a casa.
Ch´ienniang se regocijó y se aprestaron a regresar con los niños.
Cuando la embarcación llegó a la ciudad natal, Wang Chu le dijo a Ch´ienniang.
-No sabemos cómo encontraremos a tus padres. Déjame ir antes a averiguarlo.
Al divisar la casa, sintió que el corazón le latía. Wang Chu vio a su suegro, se arrodilló, hizo una reverencia y pidió perdón. Chang Yi lo miró asombrado y le dijo:
-¿De qué hablas? Hace cinco años Ch´ienniang está en cama y sin conciencia. No se ha levantado una sola vez.
-No comprendo -dijo Wang Chu- ella está perfectamente sana y nos espera a bordo.
Chang Yi no sabía qué pensar y mandó dos doncellas a ver a Ch´ienniang.
La encontraron sentada en la embarcación bien ataviada y contenta. Maravilladas, las doncellas volvieron y aumentó el asombro de Chang Yi.
Entretanto, la enferma había oído las noticias y parecía haberse curado: sus ojos brillaban con una nueva luz. Abandonó el lecho y se vistió ante el espejo. Sonriendo y sin decir una palabra, se dirigió a la embarcación.
La que estaba a bordo iba hacia la casa: se encontraron en la orilla. Se abrazaron y los dos cuerpos se confundieron y sólo quedó una Ch´ienniang, joven y bella como siempre. Sus padres se regocijaron, pero ordenaron a los sirvientes que guardaran silencio, para evitar comentarios. Por más de cuarenta años, Wang Chu y Ch´ienniang vivieron juntos y fueron felices.

Anónimo chino

Luz solar

La luz que emite el Sol desde su superficie tarda en llegar a nosotros ocho minutos. Sin embargo, esta luz no es reciente, puesto que el Sol no se comporta como una antorcha. La densidad en el núcleo solar es tal que los fotones rebotan una y otra vez antes de salir a las capas superiores. Desde que los fotones se producen en el centro del Sol hasta que llegan a la superficie pasan unos diez millones de años. La luz que llega en estos momentos a la Tierra fue producida cuando aún no existía la especie humana.

Monster Island

Leyes de Finagle

  • Primera ley de Finagle.“Si un experimento resulta, algo ha estado mal.”
  • Segunda ley de Finagle. “No importa cuál sea el resultado esperado, siempre habrá alguien dispuesto a:
  • a) malinterpretarlo;
    b) falsificarlo;
    c) creer que ocurrió de acuerdo con su propia teoría favorita.”
  • Tercera ley de Finagle.“En toda recopilación de datos, la figura más obviamente correcta, más allá de toda necesidad de revisión, es errónea.

Los Diez Mandamientos de Finagle :

1. Para estudiar mejor algo, entenderlo por completo antes de empezar.

2. Mantener siempre un registro de datos. Esto indica que has estado trabajando.

3. Hacer un gráfico siempre.

4. En caso de duda, sonar convincente.

5. Los experimentos deben ser reproducibles. Todos deben fallar de la misma manera.

6. Cuando no sabes qué estas haciendo, hazlo con soltura.

7. El trabajo en equipo es esencial; te permite culpar a alguien más.

8. Verificar siempre tu "corazonada".

9. Estar seguro de conseguir datos meteorológicos antes de salir de vacaciones.

10. No creer en milagros. Confiar en ellos.

sábado, 4 de agosto de 2007

Las cuentas del Gran Capitán

A don Gonzalo Fernández de Córdoba le dieron el título de ‘El Gran Capitán’ los mismos franceses a los que él había vencido en Nápoles al mando de las tropas del rey de Aragón, Fernando el Católico. Al terminar la guerra el rey le mandó comparecer para que diese cuenta de las grandes sumas de dinero que se le habían remitido para los gastos de la guerra. Don Gonzalo, en presencia de Fernando, fue dando cuenta de los gastos diciendo, por ejemplo:
—En picos, palas y azadones, cien millones.
>En utensilios necesarios para enterrar a los muertos enemigos, cien millones.
>En renovar las campanas destruidas con el uso de repicar para la celebración de las victorias, cien millones.
El Gran Capitán iba leyendo diferentes partidas de este estilo de manera que los tesoreros del rey empezaron a reír. Acallado el murmullo, dijo don Gonzalo:
—Y cien millones más por mi paciencia al escuchar que el Rey Católico pedía cuentas al que le ha regalado un reino.

Suicidios involuntarios

Varias son las hipótesis que justifican los aparentes suicidios, en muchas ocasiones colectivos, de las ballenas y otros cetáceos en playas y costas. La más plausible atribuye el fenómeno a lesiones en el sistema de ecolocalización de estos mamíferos, que emite sonidos en frecuencias inaudibles para los seres humanos y que podría compararse al sónar de un submarino. Este les resulta imprescindible para comportamientos tan dispares como son la localización del alimento, el apareamiento, la orientación durante sus migraciones o para comunicarse entre ellos. Algunos etólogos -científicos que estudian el comportamiento de los animales- achacan esta actitud a enfermedades crónicas que afectan, por lo general, a los ejemplares más viejos, que suelen ser los lideres de las manadas y quienes dirigen la marcha del grupo en busca de alimento o en sus largas migraciones. Otras hipótesis hacen responsables a las pruebas nucleares bajo las aguas oceánicas o, como se ha comprobado recientemente en las costas de las Islas Canarias, a las maniobras militares internacionales, que, al parecer, con sus equipos de sónares interfieren en los sistemas de ecolocalización de los cetáceos.

vasos

En una barra de un bar hay diez vasos en hilera; los cinco primeros están llenos de limonada y los cinco últimos están vacíos. ¿Cuántos vasos hay que mover para formar con ellos una hilera donde los vasos vacíos y los llenos se vayan alternando?

viernes, 3 de agosto de 2007

El pasado

El pasado es lo que recuerdas,
lo que imaginas que recuerdas,
te convences de que recuerdas
o pretendes que recuerdas.
Harold Pinter

Ojo por ojo

Ojo por ojo y diente por diente es una simplificación. La frase completa es:«Vida por vida, ojo por ojo, diente por diente, mano por mano, pie por pie, quemadura por quemadura,, herida por herida, cardenal por cardenal» (Éxodo21:23-25). Su sentido no es el de una exaltación de la venganza, sino todo lo contrario: regularla y ponerle límites. Si alguien inflige una quemadura, pagará con una quemadura, no con un brazo o la vida.

Ni con trampa

Gustav Mahler ((1860-1911) tenía una pequeña superstición: Ludwug van Beethoven (1770-1827), Antón Bruckner (1824-1896), Antonin Dvorak (1841-1904) y Frank Schubert (1797-1828), entre otros, habían muerto al terminar sus respectivas novenas sinfonías. Mahler, por prudencia, al terminar su Sinfonía Nº8 y comenzar la novena, no le dio el nombre de Sinfonía Nº9, sino el de La canción de la tierra. Pero era tan sinfonía como las otras, y era la novena. Mahler creyó así haber vencido al destino y emprendió la composición de la siguiente, hasta tal punto confiado en haber burlado los hados fatales de la música romántica que la numeró como novena: argüía que en realidad era la décima (la estratagema era un extraño puente). Acabó esa Sinfonía Nº9, pero al poco de comenzar la décima su debilitado corazón dejó de responder.